La iniciativa de ley para la reactivación  económica del café obtuvo ayer luz verde en la instancia de jefes de bloque  del Congreso de la República  y será conocida en el pleno este martes, en su primera lectura.

El documento identificado con el número 5498, autoriza que el Fideicomiso  de Apoyo para los Productores del Sector Cafetalero de Guatemala, se amplíe por 25 años más, es decir concluiría hasta 2051.

Además, se reestructura la deuda a créditos obtenidos para el cultivo, así como la adquisición de bienes y obligaciones derivadas de la producción.

Las tasas de interés para los créditos concedidos con recursos del fideicomiso serán del 2% para micro y pequeños caficultores y de 3% para medianos y grandes empresarios.

Así mismo, se incluye una  actualización tributaria que autoriza a los caficultores a emitir facturas especiales por cuenta del vendedor de bienes. El Impuesto Sobre la Renta (ISR) será del cinco por ciento sobre el valor de la factura sin incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Carlos Barreda, Presidente de la Comisión de Economía, explicó que de aprobarse la norma, los exportadores tendrían beneficios,  ya que obtendría la devolución de crédito fiscal de modo más ágil, siempre y cuando estén en factura especial y electrónica y, agregó:

 “Alrededor de 2 millones de personas trabajan en el mantenimiento y cosecha de café, es un tema nacional, son más de 204 municipios donde hay plantaciones de café. Que hay que diversificar y buscar otros cultivos sí, pero en el corto plazo la gente tiene que comer y tenemos que generar trabajo”

Salomón Morales es un caficultor de Santa Rosa, para él y otros agricultores del área, la actual crisis del café es una de las peores que han vivido en años, ya que incluye: factores climáticos, la plaga de la roya y bajos precios internacionales. Dice estar desesperado por la situación:

“Ya ve que  sí sembramos café no vale, sembramos maíz y frijol la misma cosa, entonces ya no nos sale ganancia”.

José Ángel Lechuga, alcalde de Santa Rosa, expresó los costos de producción se han incrementado derivado de los factores mencionados, lo cual ha tenido fuerte impacto en el sector:

“En nuestro caso,  estamos asociados a una cooperativa  y hemos visto números rojos en los asociados, lo cual desincentiva la inversión. Es una crisis que genera incertidumbre, porque qué vamos a hacer con tanta gente desempleada en nuestros municipios”.

Edwin Escobar, Presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades cree que esta crisis es uno de los factores que están causando incremento en las migraciones, no solo en Guatemala sino en la región. Según los datos en 204 municipios del país se cultiva café:

Miles de familias están sufriendo y se ha generado una migración hacía el extranjero por la falta de oportunidades de trabajo y esto requiere un apoyo integral de todo el Estado de Guatemala.

El dictamen de la Comisión obtuvo el apoyo de 18 de sus 19 integrantes, la única firma que no aparece es la del diputado oficialista, Adim Maldonado con quien no fue posible la comunicación.