Baja el agua, crece el peligro en Campur: regresar a casa es un riesgo

Baja el agua, crece el peligro en Campur: regresar a casa es un riesgo

Escrito porHenry Bin

Periodista y aprendiz de la vida...

5 Ene, 2021

San Pedro Carchá en Alta Verapaz, con 235 mil habitantes, fue uno de los municipios que quedó prácticamente inundado con las tormentas ETA e IOTA de noviembre pasado. Campur fue una de las comunidades que desapareció del mapa y en su lugar quedó una laguna. A dos meses de la inundación, el agua bajó en 35%, estiman las autoridades y, si bien la gran laguna empieza a desaparecer, crece algo: el peligro de habitar allí.

Milton Santizo, presidente del Colegio de Ingenieros de Guatemala, identifica riesgos en las viviendas que durante 60 días estuvieron bajo el agua:

Hay dos que para mí son esenciales: los cimientos y la estructura en los muros. Y si son lozas podrían colapsar con un pequeño sismo, porque hay humedad y perdieron la calidad por la exposición al agua.

Por estos días los vecinos recogen escombros: no hay otra opción, hay que volver al hogar. Con dos meses en el albergue, la necesidad es urgente. Carlos Coc, un enfermero de Campur, quien vivió este tiempo en el albergue, dice que su casa ya quedó descubierta y no sufrió mayores daños, por lo menos es su evaluación:

“Pero todavía es inhabitable, hay mucha humedad en las paredes. ¿Notaste daños en la infraestructura? En la mía no, pero hay viviendas que tienen fisuras y seguramente las tendrán que botar para remodelar o reconstruir. Y ¿tenés pensado regresar? Esa es la meta, porque no tenemos dónde -vivir- no teníamos un plan B”

 

 

Winter CoC, alcalde de San Pedro Carchá, asegura que pedirá una evaluación del área a Conred, la entidad respondió a través del su vocero, David de León:

“Es necesario hacer una evaluación a las viviendas, hay que tomar en cuenta el daño que pudo causar el peso del agua a las casas y sus cimientos; por lo tanto, recomendamos a las familias no regresar”.

El jefe edil cree que hay riesgos y prohibió el regreso a las viviendas, no obstante, los comunitarios vuelven:

La petición que yo le hago al gobierno es que las personas ya no regresen ahí, pero necesitamos hacer un nuevo Campur.

Para el traslado de la comunidad, las autoridades necesitarían construir unas 900 viviendas. Esta localidad no es la única bajo el agua, hay 12 comunidades donde aún hay cierto porcentaje de inundación.

El alcalde asegura que cuenta con un terreno municipal y que dará en usufructo unos 3 mil espacios de 10 x 20 metros cuadrados a las familias afectadas.

Solo estamos buscando como podemos darles el usufructo de 20 años para que no vendan. Van a tener el documento y nadie se los puede quitar. De momento dice que en dos semanas espera entregar unas 20 viviendas construidas con apoyo de la empresa privada.

Desde el Colegio de Ingenieros hay una advertencia:

“Con otra lluvia se va volver a inundar, deberían de cambiarle lugar porque va ser riesgoso estar ahí”.

 

Para los afectados la esperanza es la ayuda del gobierno, salir de Campur no es viable para todos, dice el enfermero:

“Comprar un terreno aquí no baja de Q50 o Q60 mil y en este momento no lo tenemos, acá en Campur ya no se verán casas de dos niveles; se construirán casas de madera por si toca que salir huyendo otra vez”.

En San Pedro Carchá hay según el último censo 48 mil 650 viviendas, el 93% en área rural, otro 93% es propietario y hay otro dato: 70% solo un dormitorio.

 

 

 

Una laguna: lo que quedó de Campur en Alta Verapaz es agua, como en el principio de los tiempos