#QuédateEnCasa es una medida que puede funcionar para evitar la propagación del Covid-19, pero la comunidad médica, farmacéutica, química y la Oficina del Procurador de Derechos Humanos, además de congresistas demandan al gobierno que inicie una campaña masiva de pruebas para detectar quienes padecen la enfermedad y evitar que la pandemia se salga de control.

El caso ha llegado a la máxima corte del país, a través de una acción de amparo planteada por Jordán Rodas, Procurador de Derechos Humanos, quien solicitó a los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) preservar el derecho a la salud y que:

– implemente las medidas necesarias para ampliar la facultad de realizar las pruebas de detección del Coronavirus a toda la red de Salud Pública, Seguro Social, Centro Médico Militar y sector privado, así como masificar las pruebas a realizar.

En una citación de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, donde participaron algunos médicos, los salubristas se pronunciaron sobre la necesidad de que el gobierno libere los lotes de pruebas.

Luis Alejandro, residente de Infectología comentó:

Necesitamos que las pruebas se descentralicen porque estamos teniendo mucho atraso para los diagnósticos y quizá creen que hay pocos casos porque no se están haciendo pruebas, pero en la medida que hagamos más, vamos a tener más diagnósticos. Eso será importante para clasificar a los pacientes.

La Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), institución designada para recibir las donaciones de vacunas de la Organización Mundial y Panamericana de la Salud (OMS/OPS), respondió que actualmente han ingresado 4 mil kits de 50 mil que acordaron entregar a Guatemala los organismos internacionales.

Pero, la gran duda es ¿cuántas pruebas ha realizado el sistema de salud? El presidente Alejandro Giammattei dijo que se han practicado 491 y que hay disponibilidad de 3 mil más.

 Arnoldo López, médico del hospital Roosevelt, se une a las voces que piden jornadas masivas de para detectar y descartar casos:

Cerrar las fronteras magnífico, pero realizar más pruebas nos lleva a detectar más casos, más gente en cuarentena; en Corea eso fue lo que sucedió: caso reportado a aislamiento.

Ante lo expuesto el mandatario dijo que: una persona necesita forzosamente llevar un proceso de incubación, si no se da, la prueba es desperdiciada y se pierden unos Q1 mil 200.

Lenta entrega de resultados

Los médicos además piden agilidad al Laboratorio Nacional de Salud, porque en los hospitales el virus se podría estar propagando mientras más tiempo se retenga a las personas.

Carlos Arango, jefe de residentes de medicina interna del Hospital General San Juan de Dios, afirma que este centro asistencial tiene la capacidad para colaborar en procesar las muestras:4 Agilicen pruebas de detección: el Laboratorio Nacional de Salud está dando resultados entre 24 a 48hrs, eso significa que a alguien sospechoso lo estoy dejando a la par de otro paciente, por el simple hecho de que no quieren liberar las pruebas y el hospital es uno de los tres que cuenta con capacidad para diagnosticar, pero si no nos dan el recurso, no podemos trabajar.

La Organización Panamericana de la Salud identificó a Bolivia, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Venezuela como los países latinoamericanos “que conllevan más riesgos” por las condiciones de su sistema de salud.

Medidas sanitarias inadecuadas

En la audiencia con los diputados, una anestesista recalcó que las autoridades no logran cumplir al 100% con su seguridad sanitaria ante un caso de estos y al demandar la condiciones la respuesta ha sido: “o trabajan o renuncian”.

Estamos muy preocupados en mi departamento: nos informaron que teníamos que acudir al llamado cuando una emergencia se presentara. Sin embargo, no nos dieron la seguridad que vamos a tener el equipo necesario y que igual teníamos que ir a atender a la población y que si estábamos en desacuerdo, que renunciáramos a nuestro cargo.

La médica dijo que ya están exponiendo su salud ante la falta de reacción de las autoridades:

Se presentó un caso sospechoso que necesitaba subir al área de operaciones. Se manejó con los recursos que teníamos: se improvisaron las batas de seguridad, guantes, gorros y mascarillas, porque no nos dieron seguridad. El jueves nos llevaron: 3 mascarillas N95, tres pares de lentes y una caja de guantes, cuando somos 33 residentes, más especialistas y jefes de día, no sé si piensan que nos vamos a turnar la mascarilla.

Hasta el martes el gobierno ha confirmado 21 casos positivos.