Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos, a través de su embajada en Guatemala,  dio a conocer el cese y retiro de la transferencia de equipos y capacitación a las Fuerzas de Tarea del país. Además informó que evalúan las transferencias económicas al Ministerio de la Defensa Nacional. La medida obedece, según las autoridades estadounidenses, al mal uso de los recursos por parte del gobierno de Guatemala.

El 31 agosto 2018, los vehículos artillados recorrieron las calles de las zonas 14 y 10,  frente a las sedes de la residencia del embajador de los Estados Unidos,  el edificio de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la embajada de EE.UU.

Las jeep J8 salieron a las calles el día de que el presidente Jimmy Morales, rodeado de militares y policías, anunció el fin de la CICIG en Guatemala. Tras casi un mes de silencio, el mandatario, durante  una  entrevista en radio Sonora se refirió al uso de los vehículos:

“Ha habido una gran telenovela. Esto fue un sistema de emergencia, previendo que iban a haber algunos incidentes con marchas violentas ¿pero pasaron dos veces frente a CICIG? porque podría ser allí uno de los lugares en donde se podía prevenir”.

Jafeth Cabrera, Vicepresidente de la Repúblico lo secundó:

Nosotros tenemos la autonomía de a dónde mandamos a vigilar, nosotros no estamos amedrentando a nadie, estamos dando seguridad al pueblo de Guatemala.

Más recientemente, en enero de este año, Mario Duarte, Secretario de Inteligencia del gobierno,  dijo en entrevista con Emisoras Unidas esta frase: “si tanto es el problema de cómo utilizamos algo que ustedes nos donaron, se los vamos a dejar allí enfrente”

Tras el anuncio de EE.UU, en un comunicado de Prensa, el gobierno de Guatemala destaca que las entidades encargadas de la seguridad harán uso de toda  su infraestructura para enfrentar cualquier estructura criminal que opere en el país.

Ronald Leiva, coronel retirado del Ejército, cree que el país no cuenta con la infraestructura adecuada para proteger las fronteras por lo que considera que estas quedarán debilitadas:

Mientras la movilidad y seguridad esté débil, eso ayuda a que cualquiera pueda ingresar en esas fronteras, por ejemplo en la frontera México-Guatemala vía Petén.

Carmen Rosa de León Escribano, exintegrante del desaparecido Consejo Asesor en Seguridad, dijo que es una advertencia grave la que hace  Estado Unidos.

Es trascendental porque EE.UU solamente había cortado la ayuda durante el tiempo de Ríos Montt, cuando hubo masacres.

De León Escribano recordó que los ojos de los estadounidenses están en Guatemala y no solo es este tema:

Ahorita está la advertencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el mismo Departamento de Estado se ha pronunciado sobre la ley de Reconciliación Nacional; entonces a lo que vamos es aceleradamente a un aislamiento internacional.

En su comunicado el gobierno, sin embargo, dice que mantiene la disposición de fortalecer los lazos de cooperación en materia de seguridad con los países aliados.