Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Una carta escrita por colaboradores de Marvin Montiel Marín apodado “El Taquero” -escrita días después del asesinato del capitán Byron Lima Oliva en la prisión- y dirigida a Sara Elizabeth Cruz Mancilla, esposa de “El Taquero”, forma parte de la prueba con la que el Ministerio Público (MP) sostiene la acusación contra Montiel Marín como autor del asesinato de Lima Oliva, considerado el hombre más poderoso dentro de las cárceles en Guatemala.

Aparte de este escrito, Carlos De León,  fiscal a cargo del caso, afirma que se suman tres informes elaborados por la  Unidad de Análisis de Información Penitenciaria que advertían a que Lima Oliva iba a ser asesinado. Estos documentos señala, reflejan las diferencias entre Montiel Marín y Lima Oliva.

Asesino confeso

La fiscalía presenta además el testimonio de  Mader Moisés Montenegro Cardona, quien según el fiscal De León reconoció, a su abogado, que mató a Lima Oliva por encargo de Montiel Marín; aunque cuando este potencial testigo fue citado, se negó a declarar.

Montiel Marín argumenta que pretenden incriminarlo:

 “Creo yo que si la jueza es objetiva, tiene que ver el inicio de todo: yo no tenía nada que estar haciendo en una granja de cumplimiento de condena, cuando no tenía una condena. Habían varios lugares y precisamente me llevan con Byron –Lima Oliva- entonces, ¿cuál era el motivo?”.

Montiel Marín, insiste en que puede probar que Rogelio Ramírez Cartion, lo visitaba en la cárcel de Matamoros para desviar las investigaciones.  Ramírez Cartion fue el investigador de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) que renunció a su cargo el pasado jueves, luego de que Montiel Marín mostró fotografías que evidencian una relación entre él y Alejandra Reyes, exconvieviente de Lima Oliva. Así lo comentó:

Rogelio Ramírez Cartion en 2017 fue la última vez que me fue a ver a Matamoros y lo puedo demostrar en los controles de registro. E iba a ver a Marvin Montiel Marín para decirme que me hiciera confeso en este caso, pero yo no hallaba cuáles eran los intereses me decía “Usted ya tiene 820 años, qué son 720 años más, usted está perdido”.

La CICIG a través de su vocero, Matías Ponce dijo que el investigador fue separado del caso, en septiembre 2016. Además, dijo que se inició una investigación interna por a raíz de la publicación de las fotografías.

El fiscal De León por su parte, dijo que el testimonio de Alejandra Reyes fue general y de contexto de la relación entre ambos privados de libertad, y que esa versión no sustenta la investigación, pues aseguró que cuentan con  273 documentos y 69 declaraciones testimoniales, además de facturas y localizaciones telefónicas con las cuales puede probar cómo se desarrolló el plan del crimen. Por ejemplo, el día cuando María Marta Castañeda Torres -sobrina de Sandra Torres- ingresó la granada que fue detonada nueve días después cuando se le quitó la vida a  14 prisioneros, entre ellos  Lima Oliva.

Marvin Montiel Marín fue condenado en enero de 2016 a 820 años de cárcel por la muerte de 15 nicaragüenses y un holandés en un operativo ilícito donde se buscaba concretar un tumbe de droga.