El General, Érick Melgar Padilla, Comandante de la Primera Brigada de Policía Militar de la Guardia de Honor, se suma a la lista de prófugos de casos a cargo de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), del Ministerio Público (MP), así lo dijo el jefe de esa sección, Juan Francisco Sandoval.

“Si uno busca el diccionario de lengua española, quien está evadiendo una orden, es prófugo”

Melgar Padilla tiene una orden de captura vigente, sospechoso de manipular la información en las investigaciones sobre la muerte de su papá, José Armando Melgar Moreno. Según las pesquisas, él junto con la Fiscalía Contra el Crimen Organizado crearon una supuesta estructura de responsables intelectuales y materiales del asesinato.

El pasado viernes el MP solicitó al Ministerio de la Defensa ordenar a Melgar Padilla su comparecencia ante el juzgado, sin embargo desde ese día no hay rastros del General. Así lo dijo el titular de la cartera de Defensa, Luis Miguel Ralda:

No hemos tenido ninguna comunicación con él. Yo personalmente intenté comunicarme con él, sin embargo no respondió a las llamadas”

Melgar Padilla no fue notificado por las autoridades de Defensa de la orden de captura en su contra, según dijo el Coronel Óscar Pérez, vocero del Ejército. Hoy al medio día se vence su licencia de descanso y deberá regresar al cargo.

“Es muy aventurado decir sí se va a presentar o no, o si anda huyendo, porque es una situación individual que él tiene que responder e institucionalmente si llegara a faltar a dos listas de retreta se declara desertor y se tendría que avisar al Tribunal Militar que podría imponer una pena de dos meses a seis años de prisión como una medida disciplinaria interna, independientemente de la su situación legal personal”.

El doctor en Ciencia Política y Sociología, Franciso Beltranena, opinó que el caso pone en aprietos la situación del comando de la Guardia de Honor, la cual está vinculada con el apoyo a la seguridad ciudadana y a los entes de justicia.

“El tiempo comenzó a correr para él en dos sentidos: en obedecer la notificación y en el cumplimiento de la orden, además pudiera caer en el delito militar de deserción”

“Si se cumplió con el procedimiento, salvaguardaría la responsabilidad de ministro de la Defensa”

Sin embargo el fiscal Juan Francisco Sandoval descartó la responsabilidad del ministro Ralda.

“Porque al él solo se le hizo ver que él tenía orden de captura y se le instaba a que le ordenara que se presentara”

En casos de evasión relacionados con mandos altos del ejército, en 1993 el capitán Hugo Roberto Contreras Alvarado se fugó del cuartel Justo Rufino Barrios donde cumplía una condena de 20 años por su implicación el asesinado del granjero estadounidense, Michael Divine