Episodio 3: Revelaciones

Las familias de Roberto Barreda y Cristina Siekavizza se dividen: ahora solo existen acusaciones y señalamientos. Dos semanas después de la desaparición de Cristina, empezaron a surgir sospechas sobre Roberto.

Y casi cuatro semanas después Roberto huyó del país junto a los niños justo en el momento que tramitaba su captura. Se convirtió en el prófugo más buscado por la justicia guatemalteca.

La empleada doméstica, Olga Petrona Say Velásquez, iba a revelar tres meses después que Cristina fue brutalmente goleada por Roberto. Un señalamiento, hasta ahora, negado por él mismo.

Rastros

El 20 de septiembre de 2011, los investigadores realizaron la prueba de luminol en la casa de la familia Barreda Siekavizza, en la colonia Los Manantiales, San José Pínula. El objetivo era detectar rastros de sangre humana en la vivienda. El Instituto Nacional de Ciencia Forences (Inacif) confirmó los indicios. Aunque no fue posible comprobar si los hallazgos pertenecían a Cristina. El problema: la casa se había limpiado y no fue posible recolectar pruebas.

El más buscado

Un juez emitió el 16 de agosto de 2011 la orden de catpura contra Roberto Barreda. El hombre se hizo humo: desapareció. Y  mientras policías y fiscales lo buscaban, la ciudad quedó tapizada con afiches con su rosto y los posibles cambios que se suponía podía adoptar.

Días de desaparecida

Allanamientos

Exhumaciones

Rastreos o inspecciones

¡Compártelo!

[cn-social-icon selected_icons="1,2"]

Créditos

Reportero: Henry Bin |  Editora: Claudia Méndez Arriaza
Productor: Luis Veliz | Realización digital:  Suricatta Studio