Mujer Emprendedora, Mujer Próspera

Me deben y me evaden. ¿Cómo logro que me paguen?

SIEMPRE:

  1. Analice y pregúntese: ¿hay parte de esa deuda que puede condonar? Muchas veces pesa más el sentimiento “me vio la cara” que la afección real sobre el dinero. Evalúe: ¿qué porcentaje puede eximir? ¿25 o 50%? Hable con la persona y renegocie la deuda.
  2. Piense con creatividad. Existen casos en los cuales doctores, dentistas, contadores han recurrido al trueque. Ejemplo: una mujer debía los servicios a un doctor y decidió cubrir las vacaciones de la recepcionista como para saldar la deuda.

NUNCA:

  1. Contrate un servicio de cobros que aplicará medidas o tácticas que Ud. no haría. Al cobrar la deuda en su nombre, eso equivale a que ellos actúan con su aval.

Fuente:  “Ideas para lidiar con deudores” en Cultura Financiera de Andres Panasiuk.

¿Ya compró su seguro de vida?

SIEMPRE:

  1. Piense en que la responsabilidad inmediata después de su muerte es un funeral. Existen casos en los cuales las familias se ven en aprietos pues no cuentan con fondos de emergencia. Un seguro de vida debe cubrir en lo mínimo: el costo de su entierro y el pago de sus deudas sin seguro.
  2. Si Ud. cuenta con un préstamo o tarjeta de crédito, asegúrese de preguntar que estos pagan seguro de vida. Con esto Ud. garantiza que sus familiares no deberán cubrir esas responsabilidades.
  3. Busque a un corredor y empiece por el seguro más modesto. Es un hecho que con una mínima cantidad mensual Ud. puede dejar cubiertas estas responsabilidades.

PARA REFLEXIONAR:

“Los abuelitos siempre tuvieron un guardado bajo el colchón. El problema con nuestra generación, es que no solamente hemos gastado todo el dinero que estaba debajo del colchón, sino que hasta hemos empeñado el colchón, y muchas veces hemos empeñado ¡hasta los abuelitos!”

Fuente:  “Compras Inteligentes” de Andrés Panasiuk

¿Ya compró su seguro de vida?

SIEMPRE:

  1. Piense en que la responsabilidad inmediata después de su muerte es un funeral. Existen casos en los cuales las familias se ven en aprietos pues no cuentan con fondos de emergencia. Un seguro de vida debe cubrir en lo mínimo: el costo de su entierro y el pago de sus deudas sin seguro.
  2. Si Ud. cuenta con un préstamo o tarjeta de crédito, asegúrese de preguntar que estos pagan seguro de vida. Con esto Ud. garantiza que sus familiares no deberán cubrir esas responsabilidades.
  3. Busque a un corredor y empiece por el seguro más modesto. Es un hecho que con una mínima cantidad mensual Ud. puede dejar cubiertas estas responsabilidades.

PARA REFLEXIONAR:

“Los abuelitos siempre tuvieron un guardado bajo el colchón. El problema con nuestra generación, es que no solamente hemos gastado todo el dinero que estaba debajo del colchón, sino que hasta hemos empeñado el colchón, y muchas veces hemos empeñado ¡hasta los abuelitos!”

Fuente:  “Compras Inteligentes” de Andrés Panasiuk

Me deben y me evaden. ¿Cómo logro que me paguen?

SIEMPRE:

  1. Analice y pregúntese: ¿hay parte de esa deuda que puede condonar? Muchas veces pesa más el sentimiento “me vio la cara” que la afección real sobre el dinero. Evalúe: ¿qué porcentaje puede eximir? ¿25 o 50%? Hable con la persona y renegocie la deuda.
  2. Piense con creatividad. Existen casos en los cuales doctores, dentistas, contadores han recurrido al trueque. Ejemplo: una mujer debía los servicios a un doctor y decidió cubrir las vacaciones de la recepcionista como para saldar la deuda.

NUNCA:

  1. Contrate un servicio de cobros que aplicará medidas o tácticas que Ud. no haría. Al cobrar la deuda en su nombre, eso equivale a que ellos actúan con su aval.

Fuente:  “Ideas para lidiar con deudores” en Cultura Financiera de Andres Panasiuk.

“Si me lanzaba, podía ganar 10 veces lo que venía en mi cheque cada mes”

  1. “No le teman al Home Office”: pero pueden proponerse un tiempo límite de ahorrarse la renta: 12 – 18 meses. Creen su horario y tengan la disciplina de ir al escritorio como si fuese la oficina.
  2. “Nunca quité un cliente a mi empleador anterior”: siempre hay referencias y conseguí nuevas cuentas. Esa práctica me garantizó en el futuro inmediato que mi antiguo empleador me contratara. Incluso quisieron ser mis socios.
  3. “Siempre lleve sus business cards” – Soy diseñadora y no es que vendiera mis servicios en un baby shower, pero siempre a la pregunta: ¿A qué te dedicas? Entregaba mi tarjeta. Era tan llamativa que iban a querer saber más. Obtuve grandes cuentas a raíz de hacerlo.
Ligia Méndez

Emprendedora, Méndez Design

Ligia Méndez

Ligia Méndez

Emprendedora

“Si me lanzaba, podía ganar 10 veces lo que venía en mi cheque cada mes”

  1. “No le teman al Home Office”: pero pueden proponerse un tiempo límite de ahorrarse la renta: 12 – 18 meses. Creen su horario y tengan la disciplina de ir al escritorio como si fuese la oficina.
  2. “Nunca quité un cliente a mi empleador anterior”: siempre hay referencias y conseguí nuevas cuentas. Esa práctica me garantizó en el futuro inmediato que mi antiguo empleador me contratara. Incluso quisieron ser mis socios.
  3. “Siempre lleve sus business cards” – Soy diseñadora y no es que vendiera mis servicios en un baby shower, pero siempre a la pregunta: ¿A qué te dedicas? Entregaba mi tarjeta. Era tan llamativa que iban a querer saber más. Obtuve grandes cuentas a raíz de hacerlo.