El país lleva un año inmerso en una crisis política que ha generado polarización social. La marcada distancia entre el presidente Jimmy Morales e Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), son el tema sobre el cual el país parece estancado. Esto sumado a las acciones de los diputados que buscan legislar para sus intereses ante la amenaza de una persecución penal.

No son pocos quienes opinan que vivir en esa coyuntura no le ha hace bien a Guatemala.

Lo principal es superar este tipo de discusiones que plantean como dilemas: Sí CICIG, No CICIG; Fuera Jimmy, Se queda Jimmy; a favor de la lucha contra la corrupción, pacto de corruptos. Esa es la opinión del economista Hugo Maúl, Director del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), quien cree que este es un tema de la ciudad y la provincia.

Como un meme que estuvo circulando que decía: con Otto Pérez comiste frijoles, con Jimmy comiste frijoles, con cualquiera que gane vas a comer frijoles;  si te pones a trabajar quizá comás un pedacito de carne. Y ante lo estéril del actual debate lo racional es ponerse uno a trabajar.

Madurez política y aires que ayuden a superar la coyuntura necesita el país para que la actual crisis se ahogue. Eso es lo que se necesita opina Raquel Zelaya, presidenta de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES).

Zelaya dijo que desde la asociación se propone una agenda mínima que incluya entre otros temas: desarrollo rural, transparencia, educación, reactivación del pacto fiscal.

“Yo sí creo que si se junta el niño chillón y la nana que lo pellizca nunca va a dejar de haber problemas. El tango es de dos y si hay una acción hay una reacción y no se medita lo que estamos poniendo en riesgo, entonces continuará la polarización”.

El Congreso, por ejemplo,  ha centrado su discusión en las ultimas semanas en iniciativas “populistas”, así consideradas por muchos sectores, como aquellas que incluyen el aborto o matrimonio entre personas del mismo sexo. Mientras que la agenda prioritaria se encuentra estancada.

Paul Brire, diputado e integrante del Frente Parlamentario Contra la Corrupción:

“Nosotros tenemos temas pendientes como la ley de Competencia, ley de Servicio Civil, Reformas de fondo a la Ley Electoral y de Partidos Políticos para tener un mejor sistema que es donde radican los problemas que acogen a la clase política”.

Briere dice que el Presidente Morales debería enfocarse mejorar las oportunidades en salud, seguridad y educación, lo mismo opina el exvicepresidente, Rafael Espada:

El presidente de la República es el representante de la unidad nacional y no puede actuar de forma personal, debe pensar en todo el país y en el balance que beneficie a la mayoría, esa es su misión.