Entre enero y mayo, el Ministerio Público (MP) recibió 46 denuncias de hombres vícitmas de violencia sexual. A ellos les resulta tanto o más difícil que a las mujeres asumir y señalar que padecieron una violación.

Hay elementos que los investigadores y abogados, que siguen casos de violencia sexual, distinguen entre las violaciones a mujeres y hombres. Estos observan más violencia, para empezar, además de una pesada carga de censura.

Un ejemplo de este silencio, según explicó Karla Rosales, Coordinadora de la Unidad de Violencia Sexual del ministerio de Salud Pública, es que los hombres víctimas ni siquiera ingresan a las clínicas de salud en búsqueda de ayuda porque padecieron violación sexual. En cambio acuden a los médicos bajo otras razones: ansiedades u otras enfermedades.

En fechas recientes, los fiscales trataron un caso en el cual el victimario identificó, sedujo y persuadió a sus víctimas a través de la red social Facebook, hasta llevarlos a su casa donde los agredió, esposó y luego violó.

Escuche la nota completa de Henry Bin.