Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Gustavo Medrano, diputado electo por el extinto Partido Patriota, y ahora  independiente, es el virtual candidato del Partido Unionista de Álvaro Arzú Escobar, para correr en busca de la silla edil  del municipio de Chinautla, que por 30  años ha estado en poder de su familia. Su papá, Arnoldo Medrano, gestionó la muncipalidad por 26 años, y su prima, Elizabeth del Cid Medrano lo hace durante el actual periodo 2016-2020.

La dinastía Medrano no quiere ceder el poder de la comuna  con la que se han enriquecido ilícitamente, según lo han revelado las investigaciones del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que reportan que los Medrano acumularon al menos Q423 millones en  contratos ilegales concedidos a empresas familiares e ilegitimas, los negocios además se extendieron a otras comunas.

Publicidad
Publicidad

Gustavo Medrano, el virtual candidato a la alcaldía de Chinautla fue despojado de su inmunidad en febrero de 2018, desde entonces mantiene detenido el proceso legal  en su contra mediante un amparo por el caso: un negocio de familia. En él, investigaciones determinaron que el diputado y su familia se beneficiaron con Q25 millones en contratos otorgados a  empresas con vínculos familiares para realizar obras de alumbrado, pavimentación y construcción.

Los vecinos de Chinautla nada saben de las candidaturas de quienes buscan gobernar el municipio, el señor Justo Ramírez de 81 años, un comerciante del lugar, así recibe la noticia de que Gustavo Medrano quiere ser alcalde:

 “No tiene vergüenza, cómo va ser eso que mi papá fue un ladronazo y todavía voy a querer seguir agarrando la guayaba”.

Ramírez a sus 81 años dice estar decepcionado de las autoridades; fue testigo de las distintas gestiones de Arnoldo Medrano y así lo expresa:

Yo veo que son una desgracia toda, para hacer su propaganda son buenísimos, ofrecen pero cuando ya están en el poder se olvidan de todo. ¿Cómo evalúa la gestión de Arnoldo Medrano? Yo lo considero pésimo, todo lo que se robó. ¿Y la sobrina de él? Igual, para lo que fueron bueno fue para subirle al IUSI.

Otros vecinos como Ana Morataya, una comerciante del municipio, han naturalizado la corrupción de los Medrano, les restan importancia y continúan creyendo en la dinastía:

 “Si seño Liz –Elizabeth Medrano- fue una muy buena personas, él hizo muchas más cosas que ella, pero han sido muy bueno candidatos. ¿Qué han hecho por el municipio? Medrano, hizo las canchas, hizo las piscinas, las clínicas de la muni, ahí dan medicina”.

Para nuestro entrevistado de la tercera edad no hay otra explicación por la cual los Medrano son electos una y otra vez:

Él traía comprados a todos sus votantes, los acarreaba de El Salvador.

Pero la candidatura de Gustavo Medrano está en entredicho ya que no cuenta con inmunidad y su proceso penal está abierto. Leopoldo Guerra, director del Registro de Ciudadanos:

A los que les quitaron la inmunidad y están ligados a proceso, puede ser que haya impedimento,  habría que ver como riñe con el 113 constitucional.

Los esposos Medrano Osorio, papás del diputado enfrentan proceso penal

Rony Linares, experto en temas de gobierno local opina que la legislación debería contemplar prohibiciones para que clanes familiares se posterguen en el poder:

 “En determinado momento se debiera legislar  en el código municipal. Así como hay prohibición para que los familiares del Presidente de la República en el ejercicio, puedan ser candidatos a diputados, para evitar esas dinastías familiares en el poder. ¿Y qué efecto tiene que una dinastía esté en el poder?  El primer efecto es que el poder absoluto corrompe, en un inicio llegan con buenas intenciones pero a la medida que se consolida el poder se tiene a pervertir el sistema, puede haber obra y prestación de servicios pero se cae en cuestiones en contra de la probidad”.

Arnoldo Medrano, papá del diputado, se encuentra en prisión a la espera del juicio por el caso: un negocio de familia, su mamá,  María Luisa Osorio también enfrenta proceso penal. El patriarca además fue condenado a 6 años de prisión inconmutables al haber delegado el cobro del Impuesto Único sobre Inmuebles a una empresa de su nuera Alison Cordón Morales.