En marzo el diputado Luis Hernández Azmitia increpó al Procurador de Derechos Humanos, Jordán Rodas Andrade, sobre sus viajes al extranjero en medio de una citación a la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la República para que explicara su participación de la llamada “Marcha de la Poderosa Vulva”:

Hoy tenemos un procurador viajero, un procurador que busca cualquier oportunidad para salir de viaje. Hemos visto un incremento en los viáticos durante su gestión.

Hernández Azmitia tenía razón: Rodas ha salido del país por 71 días en 9 meses de su gestión; han sido 15 viajes a diferentes países: Alemania, Suiza, Perú y EE.UU. donde ha participado en comisiones relacionadas con Derechos Humanos. Pero el Procurador asegura que no gasta los fondos de la institución durante los periplos y afirma que sus viáticos han sido cubiertos por organismos internacionales, organizadores de los eventos.

Cesar Elías, Subcontralor de Calidad del Gasto Público, dijo que los funcionarios no están obligados a publicitar los informes de gastos de viajes cuando son cubiertos por otras organizaciones. Pero sí deben informar cuando se utiliza dinero de la institución.

ConCriterio revisó los portales web de tres instituciones para verificar sus informes de gastos en viajes, tanto nacionales como internacionales: Procuraduría de los Derechos Humanos, Ministerio de Gobernación y Congreso de la República. Los diputados resultan más viajeros y quienes más dinero del Estado utilizan en viáticos.

Es organismo ha entregado Q483 mil 176 en viáticos a 20 diputados, en los meses de febrero, marzo y abril.

El diputado Luis Hernández Azmitia quien cuestionó los gastos de Rodas se encuentra entre quienes han recibido los montos más altos por gastos de representación: Q25 mil 500 eso costó su estadía durante 7 días en Lima, Perú; donde participó del Congreso Hemisférico de parlamentarios, en abril.

El diputado Marco Aurelio Pineda Castellanos es quien, el mismo mes, recibió la cifra más alta en viáticos: Q41 mil por 12 días en Brasil para participar de la firma de un convenio sobre genética.

El presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, también está en la lista de los viajeros. En abril visitó Washington y erogó Q18 mil los cuales justificó como un acercamiento con el Congreso estadounidense. Tanto los boletos de avión de Arzú Escobar como los de Hernández Azmitia y Pineda Castellanos no fueron reportados.

El Ministerio de Gobernación también han hecho maletas en los últimos meses: en febrero y marzo esa institución reportó gastos en viático y boletos aéreos por Q202 mil 567, acá se incluyen 3 viajes al Washington Q52 mil 600, dos de estos realizado por el ministro Enrique Degenhart y justificados como seguimientos a temas de seguridad y amenazas transnacionales.