“Glorificación del dios negro 
En la forma de un chivo negro – El Señor Oscuro
Al presidir los festejos …
Demonios, brujas y espíritus de la oscuridad esperan”.

Es la primera estrofa de la canción “Glorification of The Black God” de la banda  sueca de black metal, Marduk, desconocida para muchos, pero cuyo nombre resonó en los últimos días en las redes sociales. La notoriedad surgió a partir de que Helmuth Bech, un hombre Cristiano, lanzó en el portal web Change.org una solicitud para pedir al Ministerio de Cultura y Deportes que prohíba el ingreso al país a la banda de rock, la cual ofrecerá un concierto en Guatemala el 11 de octubre. ConCriterio intentó comunicación con Helmuth Bech, pero no respondió los mensajes en la red social Facebook.

La petición incluye la adhesión de 50 mil firmas, dos días después de la publicación, están por completar ese apoyo. La Dirección de Espectáculos a través de la Dirección de Comunicación del Ministerio de Cultura  dijo que no han recibido  solicitud formal sobre vedar el ingreso a la banda y la publicación en la red no surte efecto.

Los firmantes en Guatemala buscan declarar “non grato” a Marduk, lo mismo que ocurrió en Argentina, El Salvador, México, Ecuador, Costa Rica y Colombia donde los suecos prevén presentar su show.

“Estoy firmando porque este grupo va totalmente en contra de nuestra fe cristiana católica. Yo siento que también los Protestantes estarán en contra de esta música blasfema” escribió Amílcar Francisco en el portal Change.org

William Quiñónez, pastor evangélico de jóvenes,  cree que  el tema está sobredimensionado:

“A Guatemala vienen muchas cosas anti-cristianas, no solo grupos como estos. Lo de esta banda es algo eventual pero en la televisión, en el internet, nuestros chicos están siendo influenciados con temas anti-cristianos, anti-vida. Creo que con prohibir que una banda de este tipo entre a Guatemala no se soluciona nada, por el contrario se le da más fama. Lo  principal es que se trabaje en las enseñanzas en casa.”

Marduk no se ha quedado solo. En el mismo espacio virtual se han creado dos peticiones para que se les permita el ingreso al país. Hasta ayer llevaban poco menos de 2 mil firmas.

Sus seguidores reconocen que la banda sueca es anticristiana, pero que con el tiempo ha evolucionado, así lo cree Amner Herrera, de 38 años y un fan de Marduk desde 1999:

Quiero dejar claro que el black metal comenzó siendo así, porque nació en países oprimidos por la iglesia cristiana, entonces estos estos grupos exponen los males de la religión, pero son críticas estructurales.

Shirley Marion, una publicista de 29 años y seguidora de Marduk, cree que se violenta la libertad de expresión y de elección cuando se trata de prohibir al que no es del agrado de algunos sectores. Sobre las letras de la banda dijo:

  “Hay letras blasfemas, pero eso no solo lo encontramos en este tipo de música y cada quien puede creer en el dios que ellos quieran. Por ejemplo, a la vuelta de mi casa hay una iglesia, y yo no vengo a pedir que los silencien o que los prohíban; somos una comunidad y para poder vivir en armonía está la tolerancia”

En febrero de este año el cantante del género Trap, Badbunny llegó a Guatemala para ofrecer un concierto. Aunque un grupo de padres de familia  se organizaron para que se  prohibiera el ingreso del cantante, por el  contenido sexual en sus canciones, no tuvieron éxito.