Orlando Blanco, el diputado reelecto por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y exsecretario general del partido que impulsa a Sandra Torres a la Presidencia, es el congresista que en septiembre 2017 presentó una moción en el Congreso de la República para eximir de responsabilidad por financiamiento electoral ilícito a los secretarios de los partidos.

Solo dos años después, ahora Blanco es operador de campaña negra de la UNE en contra Alejandro Giammattei, el contendiente de Torres para el balotaje del 11 de agosto.

-Publicidad-

-Publicidad-

Desde su teléfono personal el congresista ha diseminado una serie de mensajes, todos de corte homofóbico, para mostrar a Giammattei como un candidato con preferencias sexuales distintas. 

Denuncia

Giammattei, tras una reunión con magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), a la cual no se presentó la candidata de la UNE, dijo a ConCriterio que no descarta presentar ante el Ministerio Público (MP) una denuncia contra diputado Blanco:

 Vamos a presentar la denuncia ante el Ministerio Público. ¿Qué espera de alguien que está en un chiquero? ¿Que actúe como gente decente? No.

Ese fue la respuesta del candidato respecto a los mensajes que Blanco envía desde su Whatsapp.

Guillermo Castillo, candidato vicepresidencial de Giammattei, también lamentó las acciones del diputado:

Me da mucha pena que, de chats personales de diputados electos, pueda salir información que perjudique al otro binomio. Nosotros firmamos el pacto de no agresión y no hemos sido iniciadores de ningún tipo de campaña negra. Creemos que las elecciones deben ser de altura, en consecuencia, me parece una bajeza que tengan ese propósito de dañar. La elección se realizará el 11 de agosto.

El Congresista no respondió las llamadas y los mensajes de chats de este reportero. Posterior a una reunión que Sandra Torres sostuvo con alcaldes, también se intentó abordar a la candidata para consultarle sobre el tema, pero su equipo de comunicación impidió que se le formulara la pregunta:

“Yo necesito hablar con mi gente… allá afuera lo voy a atender” respondió Torres.

El fiscal de la UNE, César Romano, tampoco atendió la llamada, su teléfono celular fue respondido por otra persona quien informó que Romano no podía atender por estar en una reunión.

El 11 de marzo de este año, previó a la primera vuelta de elecciones 9 partidos se negaron a firmar un “pacto de no agresión” entre candidatos. La UNE fue uno de los partidos que se opuso y la razón que dio en su momento el diputado Óscar Argueta fue que: “El TSE no ha dado la certeza en las reglas del juego” en este proceso electoral.