Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El proyecto de Presupuesto 2019 en proceso de discusión en el Congreso de la República trae consigo esperanza y resignación para las familias que hace 5 meses sufrieron por causa la erupción del Volcán de Fuego.

Las cifras oficiales de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) reportan 236 personas desaparecidas, pero las estadísticas pueden cambiar si se toma en cuenta que en el lugar murieron familias completas cuyos cuerpos no fueron reportados por nadie.

En los ingresos especiales asignados a la CONRED existe una partida de Q5 millones para que la Fundación de Antropología Forense (FAF) reanude la búsqueda de cuerpos y lleve a cabo las investigaciones forenses.

Eufemia García, la mujer que asegura que perdió a 50 familiares en el desastre, se conmueve con la noticia y espera recuperar los restos de los 12 que le faltan por hallar:

Primeramente Dios tengo que encontrar a mis hermanas, a mi hija y a mis nietos y los hijos de mis sobrinas.

Dany Mora, integrante del colectivo Antigua al Rescate, una organización que brinda apoyo a las víctimas, aplaudió los esfuerzos que se hacen para dar tranquilidad a las familias:

 “Ya que se están tomando esas medidas para cerrar esos círculos, lo mejor es terminar con la búsqueda y que mejor que lo haga la Fundación que tiene la capacidad”

Los Q5 millones estarán bajo la administración de la Conred, David de León, vocero de la institución dijo que de aprobarse el presupuesto los trabajos podrían realizarse durante 6 meses a partir de Enero; sin embargo, informó que este mes se pretende reanudar la búsqueda con el apoyo del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF).

También ha existido un acercamiento con INACIF para que se inicien algunos trabajos en el lugar y maquinaria de Covial apoyaría en esta primera fase. Ahora bien, si el presupuesto es aprobado sería a partir de Enero que la Fundación iniciaría los trabajos con el presupuesto asignado.

Hasta ahora, las cifras oficiales dan cuenta que la erupción del volcán provocó la muerte de 190 personas, la destrucción de 186 viviendas y afectó a 1.7 millones de vecinos de Escuintla y Sacatepéquez.