La semana pasada un mensaje publicado en redes sociales por la usuaria de Facebook, Kitti López, causó controversia y puso sobre la mesa el debate sobre la situación en que las empleadas domésticas son contratadas:

“Moms, me urge una señora que: haga limpieza y cuide dos niños menores de 3 años. Pago entre Q1 mil y Q1 mil 200, dependiendo de cómo haga su trabajo, puede vivir aquí o con horario de 7am a 7pm. Qué sepa hacer su trabajo y no lo haga por dinero ni compromiso”.

Maritza Velásquez, representante de la Asociación de Trabajadoras Domésticas (Adramom), cuenta que en el país trabajan en este oficio unas 250 mil empleadas y solo el 1 por ciento gana por arriba del salario mínimo:

Los empleadores por lo general pagan por categorías: depende la edad de la trabajadora, del trabajo que realiza -si concina gana más- entonces el salario oscila entre Q700 y Q1mil y una trabajadora con más atribuciones puede ganar hasta Q1 mil 500 y solo el 1 por ciento de los empleadores les puede reconocer entre los dos mil y hasta un salario mínimo.  Las jornadas es algo que nos preocupa porque son más de 14 horas, y solo se le asignan 2 horas en el día para ingesta de alimentos, entonces el salario no es compensado y la mayoría no recibe prestaciones.

Seguro Social

En 2009 por acuerdo gubernativo la presidencia creó el Programa Especial de Protección para Trabajadoras de Casa Particular, para darles cobertura en la seguridad social. De acuerdo con el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) en 2019 atendía a apenas 342 trabajadoras.

El Programa es de carácter obligatorio para los empleadores que ocupen a una o más trabajadoras domésticas, que laboren por lo menos tres días semanales. Los pagos son trimestrales y corresponden:

A las trabajadoras: Q100.81

Y a los empleadores: Q200

Sin embargo, la representante del gremio señala que en la actualidad la mayoría está inactiva en la cobertura. La asociación ha tenido reuniones con las autoridades de trabajo en busca de que las condiciones mejoren y se puede establecer salarios dignificados para estas mujeres:

Lo hemos visto desde la ratificación del convenio 189 de la OIT y la esperanza de crear una comisión paritaria que discuta cuánto debe ser el salario de trabajo doméstico toda vez que los empleadores se quejan de que ellas viven en su casa y les dan la comida. Urge la creación de esta comisión que establezca un salario a partir del salario mínimo, nosotros lo que creemos es que se le puede descontar el 25 por ciento -cuando viven en la casa- que es lo que se hace en el campo cuando el trabajador vive en la finca.

Dignificación cuesta arriba

Guillermo Gándara, exviceministro de trabajo y previsión social, ve cuesta arriba la posibilidad de que las empleadas de casa puedan llegar a tener mejoras salariales, y explica:

Hay un problema porque esto se ha tratado desde hace varios años, las comisiones paritarias para la negociación de los salarios mínimos se deben hacer con organizaciones representativas de patronos y trabajadores y Atradom tiene representación, pero con quién van a negociar, porque patronos de empleadas de casa aunque hay muchos no hay una organización representativa de tales, entonces no se puede hacer cumplir la ley de que la contraparte patronal negocie porque no hay.

Además, el exfuncionario expresó que la inspección laboral tiene dificultad para revisar la dignificación salarial pues no se hacen relaciones contractuales, sino solo de palabra.