La llegada de Sandra Torres al Congreso, en las vísperas de la elección de magistrados a Corte Suprema de Justicia (CSJ), Corte de Apelaciones y Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la existencia de una alianza del oficialismo con una fracción de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y otros bloques en el Congreso, pone nervios a los grupos minoritarios e incluso a los diputados de UNE opuestos a Torres. Uno de ellos es Carlos Barreda:

“Delicado que la jueza le haya dado permiso -para llegar al Congreso- días antes de la elección de las cortes ¿esto cómo podría incidir en la elección? En que se beneficien a ciertos jueces y magistrados del agrado de esta señora”

Para la elección del poder judicial, el congreso necesita 81 votos y para elegir a magistrados del TSE 107. Acá el escenario se complica para el oficialismo y sus aliados, en caso mantuvieran el acuerdo con el cual fueron aprobadas las reformas a la ley de Organizaciones No Gubernamentales (ONG). Barreda dice que los bloque van a hacer esfuerzos para restarle fuerza al oficialismo, pero:

“La alianza oficialista con UCN, FCN, TODOS, un grupo de diputados de Sandra Torres; nosotros vamos a dar la batalla para con nuestros votos elegir a quienes puedan garantizar un sistema de justicia transparencia”.

Además, diputados de Bien, PAN, VIVA, Unionista, Valor, Podemos, Prosperidad Ciudadana y Humanista apoyaron al oficialismo en la ley de ONG

Diputados se desmarcan:

“Yo si fuera el oficialismo, no cantaría victoria porque el tema de ONG es un peso distinto a la elección de Magistrados de Corte Suprema”. Esa esa es la posición de Aníbal Samayoa, diputado del bloque Humanista, una bancada que para las reformas de la ley de ONG aportó 04 de sus 06 votos. Samayoa no apoyó esa ley, y sobre las elecciones a la puerta dice:

No estamos de una elección menor sino de una pelea de poder histórica y entre sus luces y sombras, la comisión nos va a mandar candidatos de los que hay que hacer un barrido de perfiles. El temor es que haya una cooptación de cortes como pasó con Patriota-Lider y que simplemente sirvió para servir a ciertos funcionarios y no a los guatemaltecos.

Samuel Pérez, diputado del bloque Semilla, dice que los bloques están en alerta por lo que pueda ocurrir en los próximos días. Temen prácticas opacas y negociaciones al margen de la ley:

tengo preocupación porque más que la ley de ONG, el mensaje era “hay una aplanadora en el Congreso” y esa práctica es nefasta en términos de transparencia porque el Legislativo es  donde se tendría que ir a debatir con apertura y si hay posiciones comunes llegar a consensos. Si se ve una tendencia de mayoría de votos para ciertas personas, sin que haya habido una discusión transparente, sería un precedente terrible.

Allan Rodríguez, presidente del Congreso de la República, salió al paso a defender el proceso de elección de jueces:

Se ponen a opinar que aquí hay un plan maléfico y  no hay componendas ni nada por debajo de la mesa. Lo que pasa que estos diputados quieren hacer política a través de empañar y ensuciar al Congreso y eso no lo vamos a permitir porque estamos haciendo las cosas bien y al pueblo le puedo decir que esta elección la vamos a hacer de la forma más transparencia.

El Congreso se encuentra en sesión permanente y aunque ya cuenta con las nóminas para magistrados a Corte de Apelaciones y TSE, se debe agotar los tiempos de impugnaciones por lo que la próxima semana se podría convocar a elecciones.

Mientras tanto, este martes Sandra Torres se reunirá con diputados que sostienen su liderazgo. Estuardo Vargas del grupo de la UNE, quien apoya a la excandidata presidencial, dijo que la reunión es para abordar diferentes temas, pero no fue especifico, está se llevará a puerta cerrada.