Elsa Vásquez de 68 años lleva la mitad de su vida en el negocio del tradicional fiambre, cada año prepara decenas de platillos que son comprados por sus vecinos en la colonia la reformita zona 12; pero la fama del sabor y el toque de sus platillos ha trascendido e incluso recibe pedidos de otros departamentos. Así nació la inquietud, cuenta:

“Yo conocí a una  señora de Mazatenango –que Dios la tenga en su gloria- ella me dijo que hiciéramos fiambre que ella me enseñaba como se hacía, y a mí me fascinó y entonces empecé a vender cada año”.

Está será una semana agitada para doña Elsa, compras, preparación atención de pedidos, embalaje de los platos y despacho. Lo primero es la selección y compra de verduras, lo hace en la terminal de la zona 4, su experiencia le dice que para esta época los precios en los productos se incrementan considerablemente y, a continuación nos da algunos ejemplos:

Se incrementan demasiado, en tiempo normal una libra de alverja se la dan a Q5, pero hay años que llega Q30 y Q35 la libra, es exagerado. La docena de remolacha llega a Q15 y normalmente se consigue a Q6 la docena. Las abas, pacayas, brucelas, el repollo, zanahorias y ejotes, la lechuga; todo lo que lleva el fiambre se incrementa quizá en 15 %.

Caso contrario dice sucede con los embutidos,  según ha notado, la demanda de los productos y el aparecimiento nuevas empresas, ha incidido en ofertas de combos, que se pueden comprar en Q320 y contiene 19 paquetes de diferentes embutidos.

El fiambre se ha convertido en un patrón de consumo que es observado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), por el comportamiento de los precios e impacto. Así lo dice Fredy Gómez, Subgerente del INE:

Es el evento relacionado a estas fechas, en estadísticas hay tres criterios importantes: la tendencia a los precios, la estacionalidad y se evidencia que ciertos días hay efectos, por ejemplo el 1 y 2 de noviembre son fechas en donde se evidencia un comportamiento especial de los precios, pero también ocurre en semana santa y navidad.

Los análisis de años anteriores confirman según el INE que los productos tienen a subir de precio, sin embargo, Gómez,  aclara:

Hay que recordar que son aumentos temporales, días posteriores también tienden a bajar rápidamente los precios, por eso se habla de ciertos días de impacto.

Pese al incremento de los precios de los productos doña Elsa Vásquez siempre tienen clientela, sus platillos de fiambre los vende a Q100 con un contenido aproximado de 2 libras cada plato.