El partido TODOS de Felipe Alejos quiere un combo de regalo y ha mandado una extensa carta a la Comisión de Actualización y Modernización Electoral (CAME) del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Entre sus deseos: volver al transfuguismo y que los financistas de los partidos permanezcan ocultos.

Con el avance de la cancelación de partidos: algunos congresistas buscan quien los acoja, otros abandonar la organización por la que fueron electos y hay quienes solo quieren captar diputados para tener más poder en el Congreso. La salida: el transfuguismo.

Antes de 2016 sin más y, a conveniencia, los diputados podían cambiar de bancada una y cuantas veces quisieran sin que nadie les pusiera un alto.

Con las reformas de 2016 el transfuguismo fue eliminado de la Ley Electoral y se le puso freno a quienes se movían de un carril a otro sin anunciarlo, entonces quedó escrito en el artículo 205 Ter:

“Se entenderá por trasfuguismo el acto por el cual un diputado, renuncia a un partido político, habiendo sido electo o cuando ya está ejerciendo el cargo

…Queda prohibido a las organizaciones políticas y a los bloques legislativos del Congreso de la República, recibir o incorporar a diputados que hayan sido electos por otra organización política.”

Pero el partido TODOS quiere eliminar el artículo y en el proyecto de reforma presentado anotan:

“En la ley electoral únicamente se deben regular temas electorales. Lo concerniente a partidos políticos con relación a temas de bloque se deben regular en la ley orgánica del Congreso”

Mario Taracena, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), partido que en la próxima legislatura tendrá la bancada mayoritaria con 52 congresistas señala que el nuevo periodo comenzará con una batalla para botar los cambios a las reformas de 2016, entre ellas: regresar al transfuguismo:

Va a ser la constante: van a tratar de quitar todas las reformas electorales y todas las que puedan venir. Van a tratar de quitar el transfuguismo, eso hay que tenerlo claro y hay que defenderlo y defenderlo con ganas.

Juan Carlos Rivera, diputado electo por el partido Victoria, agrupación que logró 4 escaños, dice que su bancada no apoyará esta propuesta; sin embargo considera que es necesario revisar la legislación:

Se le hace daño a la democracia porque actualmente el ciudadano vota por una planilla y no por un diputado; esa sí sería una propuesta que apoyaríamos: que el voto del diputado sea nominal para que el ciudadano conozca quiénes van a ser sus representantes.

Taracena está consciente que volver al trasfuguismo no le conviene principalmente a su bancada, pues podrían perder fuerza en el congreso; sin embargo, cree que hay que analizar el tema por aquellos quienes se están quedando sin partido político por procesos de cancelación -la UNE tiene una investigación por financiamiento electoral y eventualmente se podría solicitar su cierre-

En una ocasión quisimos hacer una reforma con comisión de apoyo técnico y tratamos de establecer que si un partido era cancelado, los diputados tenían entre 60 y 90 días para decidir a qué partido querían pertenecer o si se quedaban independientes, pero empezaron a torcer todo y con excesos y se tuvo que parar.

Financistas ocultos

UCN y FCN-Nación fueron los primeros en ser cancelados por violar las normas de financiamiento, en la fila siguen: Partido de Avanzada Nacional (PAN), Visión con Valores (Viva) y Compromiso Renovación y Orden (Creo).

Pese a la extensa lista de partidos con dudas sobre su financiamiento, TODOS quiere que los financistas vuelvan a ser ocultos y lo justifican así:

“La publicación de los datos crea falta de seguridad para los financistas y eso limita la participación y se rehúsan a continuar aportando con lo cual ponen en riesgo la continuidad de los paritos”

Sobre este tema, Rivera, el diputado electo de Victoria, opinó:

 “No debemos de ocultar quien apoya a un partido político. Las organizaciones hacen una función pública y todos sus documentos financieros deben ser públicos”.

Además, por temas de financiamiento se busca suprimir la responsabilidad de los Secretarios Generales, departamentales y municipales.