Los padres de familia expulsaron de las escuelas a los docentes que suspendieron durante 25 días las clases para participar en un paro promovido por Joviel Acevedo. Los maestros bajo contrato serán destituidos y quienes están en planilla serán trasladados a otras escuelas.

El 2015 en la llamada primavera guatemalteca que hizo resonar la Plaza de la Constitución las voces de miles de ciudadanos tuvieron eco cuando exigieron la renuncia de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.

El ejercicio se repite en espacios distintos. Los padres de familia de escuelas de Quetzaltenango, Chimaltenango y Suchitepéquez emprendieron un movimiento semejante al #RenunicaYa contra los maestros: no quieren en las aulas a los maestros que durante 25 días participaron en un paro de labores promovido por el sindicalista Joviel Acevedo y desatendieron las necesidades de los estudiantes.

El último caso se dio en escuela Luis Francisco Cifuentes Aguirre de Pueblo Nuevo, en Suchitepéquez. Los padres expulsaron a los docentes de la escuela, quienes debieron ser escoltados por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) ante el rechazo de los comunitarios.

Rosaura Ramos, del Consejo de Desarrollo Comunitario, explicó:

“Tomamos posesión de la escuela porque los padres de familia ya no soportan a los maestros. La aldea ya se cansó de todo esto porque tenemos que pelear los derechos de los niños, porque si ellos quisieran trabajo acudirían a sus labores, pero ya tenemos maestros nuevos de nuestra misma aldea.

Las demandas de los padres de familia serán escuchadas por el Ministerio de Educación. El ministro Óscar Hugo López aseguró que esta semana empezará el cambio y destitución de maestros, en aquellas escuelas en donde hay rechazo a que continúen al frente de la educación de sus hijos:

Si son profesores en el reglón 011 se tendrá que trasladarlos a otro lugar porque ellos gozan de inamovilidad; si pertenecen al renglón 021, el contrato tendrá que ser rescindido para que otros profesores ocupen la plaza. Ya los directores departamentales están haciendo lo correspondiente.

El ministro dijo que es loable el papel que los padres están jugando la fiscalización de la labor educativa y reiteró que pondrán atención a sus demandas.

“Deben de haber padres que acompañen a sus hijos, que apoyen el proceso educativo y que sean vigilantes del proceso formativo. El hecho que los padres estén participando es indispensable”.

Tras el paro de labores que duró 25 días, en Santa Barbara Suchitepéquez, la maestra Miriam Balán ofreció disculpas a los padres de familia por ausentarse de las aulas por varias semanas.

Maestros durante el paro de clases

Maestros durante el paro de clases

 

“Yo sé que cometimos un error. Reconozco, soy un humano. Todos los señalamientos que ustedes hicieron nos ha servido para que nosotros mejoremos”

En esa escuela los profesores se comprometieron a extender el ciclo escolar hasta noviembre, para recuperar el tiempo perdido. El Ministro de Educación asegura que en algunas escuelas el tiempo se ha recuperado en jornadas vespertina y sabatina; sin embargo, dijo que otros establecimiento están pendiente de enviar al Ministerio su plan de recuperación de clases, aunque no precisó cuántos centros educativos se trata.