No hay paraguas que proteja al presidente Jimmy Morales de los torrenciales  de procesos presentados en su contra. La tormenta suma ya nueve antejuicios. Mientras tanto, su hijo José Manuel y  su hermano Sammy, pasan las aguas en la sala de mayor capacidad del Organismo Judicial, donde se desarrolla el juicio del caso “Botín Registro de la Propiedad” y enfrentan cargos por de fraude y lavado de dinero.

El presidente pareciera ahogarse en esa tormenta. En un mes tomó decisiones rechazadas por la mayoría de ciudadanos: declaró persona non grata al Comisionado contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, y  solicitó en Naciones Unidas modificar el mandato de dicha misión, además pareció un aliado de los diputados para reescribir el código penal y asegurarse impunidad.

De acuerdo con la agenda Tribunal Décimo Tercero, a cargo del caso de los familiares del presidente, este juicio puede concluir alrededor del 15 de noviembre. ¿Qué puede pasar en lo que se cumple esa fecha? Según el abogado penalista Oswaldo Samayoa, las maniobras del presidente Morales para proteger a sus familiares continuarán y  considera que  la clave está en la elección de Presidente de la Corte Suprema de Justicia.

“Yo creo que el presidente a eso tiende, él termina ganando acciones de corrupción porque sus acciones favorecerían a otras personas, no solo favorecería a su hijo y a su hermano sino a otros actores, es clave para el presidente y para los diputados esa elección”

El penalista no descarta que el mandatario tire más dardos a Iván Velásquez y la CICIG.

“El presidente volvió esto personal. Si  él cree que eso va a frenar el proceso judicial está equivocado”

El primero de 98 testigos  en declarar en el juicio de las anomalías plazas y gastos en Registro de la Propiedad, fue el denunciante Víctor Manuel Álvarez Gálvez, antiguo secretario General del Sindicato de Trabajadores Administrativos.

“Nosotros mirábamos que habían gastos desmedidos en diferentes aspectos como remodelaciones y banquetes”

Álvarez Gálvez dijo al tribunal que descubrieron plazas fantasma en la institución tras revisar los datos que solicitaron a través de la oficina de acceso a la información de la entidad.

Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), estima que el juicio puede prolongarse derivado de que son 98 testigos y 12 peritos los que comparecerán ante el tribunal, pero hasta ahora marcha con normalidad.

“Salvo que fuese planteada alguna inconstitucionalidad, pero esta puede ser impugnada por alguna de las partes, en cuanto a amparos no hay amparos provisionales”

Las diligencias del juicio continuarán el próximo lunes con el testimonio de dos de 12 peritos.

Escuche la nota aquí