Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Conducir por la ciudad de Guatemala es toda una faena en estos días: sortear la fuerte carga vehicular, cuidarse de asaltantes en motocicleta y ahora, con más incidencia, esquivar conflictos en medio del congestionamiento.

Piloto de vehículo deportivo amenaza con pistola en la zona 9

El conductor de un vehículo deportivo amenazó con una pistola a otro piloto en la sexta avenida “A” entre décima y octava calle de la zona 9 capitalina 9 de la capital guatemalteca.

Video publicado por: Soy502

Peleas frecuentes

Estos hechos, aunque parecen aislados suceden con más frecuencia cuenta Amílcar Montejo, intendente de la Policía Municipal de Tránsito (PMT de la capital.

 “En temporada escolar ente febrero y octubre es cuando más se registran incidentes de peleas. Estamos hablando de entre 3 y 5 casos diarios, en donde hay enfrentamientos directos: puñetazo a puñetazo, pero hay otros casos que, por no ceder la vía, les han disparado a las personas”

De acuerdo con Montejo las peleas ocurren principalmente en las vías más transitadas de la metrópoli y horarios de mayor congestionamiento: Periférico, calzada Roosevelt, calzada San Juan, bulevar Liberación y ruta al Atlántico. Los hechos, Montejo lo atribuye a falta de planificación.

“Si yo sé que voy de un punto A a B, tengo que tomar medidas: saber que voy a enfrentar tránsito, medir tiempo, rutas alternas. Salen tarde, pero quieren llegar temprano”

Estrés o enfermedad

Hernán Ortiz, médico psiquiatra miembro de la Asociación psiquiátrica de Guatemala, señala que los casos de personas que provocan enfrentamientos en el tránsito deben ser estudiados. Ya que puede tratarse de eventos asociados al estrés o incluso algún padecimiento.

Pobre manejo de control de los impulsos: una patología, que no significa tener un carácter fuerte. Es decir, no se controla ni a sí mismo, entonces lo que hay que hacer es educar a las personas, que sepa que hay horarios, que tiene que respetar la fila.

El médico explica que para conservar la salud mental, lo recomendable es no conducir vehículo por más de 6 horas al día. Prepararse mentalmente que puede toparse con embotellamientos, cambiar horarios, buscar distractores mientras conduce. Las pequeñas cargas de estrés, dice el experto, relacionados con problemas familiares o laborales, pueden resultar en alteraciones en el comportamiento:

Solo necesitamos pequeños detonantes para que se pueda aumentar el nivel de estrés. Cuando vamos en el tránsito y es damasiada la carga vehicular, hay gente que se desespera y puede haber muchos factores en la vida de las personas para que haya explosiones o exabruptos de violencia: algunos sacan el arma o se pelean.

En 2016 Dina Lisbeth Osorio, una joven que viajaba con su tío en carretera a El Salvador murió luego de que desde otro vehículo les dispararon por no ceder la vía. Un caso similar ocurrido en Mixco en donde fue asesinada una bebé de un año que viajaba con su papá, los tripulantes de otro vehículo les abrieron fuego con sus armas en un conflicto de tránsito.