“La televisión sigue siendo una plataforma muy importante pero donde el usuario toma el control a través de soluciones como Netflix”

La nueva era de la televisión para muchos solo tienen un nombre: se llama Netflix.

La TV de suscripción por pago en internet crece y en nuestro último monitoreo del estudio que realizamos en el primer trimestre de 2018 a nivel de Guatemala tenemos que 23 % de los usuarios de internet utilizan plataformas de streaming para ver películas online en este caso hablamos: Netflix y Youtube . Es José Kont, director de Lifebelt Media, empresa de trasformación digital en Centroamérica.

El ritmo de vida de las personas ha provocado cambios que han sido aprovechados por la plataforma: películas, documentales y series a la hora que el usuario quiere y puede. Esa es la dinámica de la televisión por paga.

Todos hablan de Luis Miguel, la serie que se volvió popular en las últimas semanas y que es transmitida por esa plataforma; es otra de las ventajas, presenta contenido exclusivo. En Guatemala el pago por entrar a esta nueva tendencia de ver televisión es de US$8 como mínimo. ¿Pero, ha afectado el mercado?

Definitivamente ha tenido incidencias, pero no hablamos de que otras plataformas se han quedado rezagados, sino de que el usuario ha diversificado las vías por las que adquiere contenidos, la conclusión de Kont.

Rodolfo Mendoza, representante de la Asociación de Programadores, Distribuidores y Agentes de Canales de Televisión por cable para Centroamérica, dijo que no tienen estudio del impacto que Netflix ha tenido en sus negocios sin embargo creee: No ha tenido el impacto en el servicio de cable porque no necesariamente sustituye al contenido de sus operadores, sino que lo ha complementado. Ademá, temas como el deporte no lo ha podido sustituir Netflix.

Elías Jiménez, Director de la Unidad de Cine del Ministerio de Cultura, explica que hay una revolución en la industria del cine, la cual fue provocada por Netflix:

Incluso modificó la narrativa audiovisual al ser una plataforma streaming, sin duda es una de las causales de la reducción de público que va a una sala de cine. hay incluso algunas teorías que del cine pasó a ser un género televisivo y esto es producto de Netflix.

En la plaza El Amate también hay opiniones, Luis López un vendedor de películas.

Las ventas han disminuido, por el cable, Netflix y todo eso pero nosotros hemos aprovechado para descargar series y venderlas acá y también le hemos sacado provecho.

“El Buky”, un vendedor con años en la venta de materia audiovisual en El Amate, no ve en Netflix una amenza: Muchas de las personas vienen acá buscan política, cine europeo y cine latino-españolas entonces algunas personas me han comentado que Netflix es bueno pero se vuelve monótono, entonces ellos siguen viniendo porque tememos muchas opciones que no hay ahí.

De acuerdo con datos de Ibope una empresa de monitoreo de rating televisivo, en Guatemala 0.5 % se conecta al internet para ver contenido audiovisual.