Los estudiantes del país cumplen este mes un año de estar confinados y de haberse mudado a plataformas virtuales para recibir sus clases. Pero esta realidad es apenas para una minoría. Los escolares del sector público han debido enfrentar retraso en sus contenidos porque el país no cuenta con sistemas de conectividad a internet que preste servicio a todas las escuelas públicas.

Un ejemplo de ello son las chicas de la Escuela Nacional de Formación Secretarial que estudian con una beca de Inglés. En 2020, con el inicio de la pandemia, el reto fue encontrar dispositivos, y este 2021 es la conectividad para continuar el curso. Ante la dificultad el Ministerio de Educación (Mineduc) debió salir a licitar internet por 218 días para 188 alumnas, lo que costó Q67 mil.

Érick Mazariegos, viceministro administrativo dice que de momento no hay un plan definido para proveer internet. El proyecto más cercano es un programa de aula virtual que funcionará con intranet:  se trata una red interna de soporte.

Donde se va a contar con un dispositivo de contenido -tablet- y proyector en el caso del aula área urbana. En lo rural ya no está el proyector sino el televisor y se va priorizar escuela donde no hay energía eléctrica ¿cómo va a funcionar?: lleva un panel solar y le va a suministrar energía al aula.  Entonces lo que se quiere es generar una intranet para que el aula sea de manera interactiva.

Este programa incluirá tabletas para el proceso educativo y este año esperan cubrir 1 mil 700 escuelas. Aunque se le preguntó de cuánto presupuesto disponen no lo aclaró. El proyecto aún deberá entrar a licitación:

Este es un modelo de aula virtual y es un kit: dispositivo de contenido del docente, las tablets cañoneras o televisoras. 

El funcionario, aunque señaló que la cobertura de internet no se contempla en este plan, dijo que tienen acercamiento con el viceministerio de telecomunicaciones para un proyecto a futuro.

Ninoshka Linde, gerente del sector de contact center y BPO de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), una entidad que colabora con las becas de inglés para las futuras secretarias, dice que la pandemia mostró que sí se puede enseñar a distancia; siempre y cuando se cuente con herramientas y conectividad.

“Pero no es necesario inventar el agua azucarada, hay que hacer lo que está haciendo Uruguay, que tienen dotados con computadoras al 97% de los alumnos y les ha permitido evolucionar ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas”

La empresaria de Agexport cuestiona la falta de fondos en el Mineduc, para fortalecer el sistema educativo. Pero llama la atención que el jueves diputados de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) detectaron que la cartera usó Q7.1 millones para jadinización de sus instalaciones y sobre esto reacciona:

“Cualquier dinero que esté perdido por ahí debería ir a Educación”.

De momento la única propuesta para llevar internet gratis a las aulas es una iniciativa del del bloque SEMILLA. Los diputados proponen que los proveedores de internet autorizados liberen los accesos para estudiantes a portales y plataformas educativas. También a las páginas oficiales de las entidades del Estado y plataformas de fiscalización. La propuesta prohíbe trasladar los costos de acceso gratuito a la educación al servicio de usuarios regulares.

ConCriterio consultó a Claro y a Tigo si tienen algún proyecto para proveer internet para la educación, pero no respondieron.