fbpx
Elecciones Guatemala 2023: Frustrados Anónimos
Los pequeños consuelos que quedan a quienes se les impide votar por su candidato en las elecciones generales de Guatemala en 2023.
Publicado el 10 Mar 2023

No hay atenuantes. Thelma Cabrera queda afuera de la competencia electoral por el alevoso delito de su partido de haber elegido a Jordán Rodas como su compañero de fórmula.

Roberto Arzú tiene prohibido participar porque con sus promesas y su discurso amenazaba con crecer en intención de voto lo suficiente para distorsionar el resultado deseable para los aliados.

Juan Francisco Solórzano Foppa, capaz de atraer buena parte del anti voto que inspira el alcalde Ricardo Quiñónez, también está a punto de ser eliminado.

Quienes pensaban votar por estas candidaturas se quedan con pocas opciones para compensarlas. Y la frustración no es poca porque hasta hoy parece improbable que Bernardo Arévalo (Semilla), Manuel Villacorta (Vos) o Amílcar Pop (Winaq) encarnen las ambiciones de los votantes de Thelma Cabrera. Y aunque Edmond Mulet ha salido a condenar la alianza gobernante por perseguir a la prensa crítica y ha señalado al Ministerio Público en su cacería de opositores, es aventurado pensar que atraiga a los votantes de Roberto Arzú cuyas promesas no son comparables a las del candidato de Cabal.

Para los seguidores de los aspirantes vetados quedan pocas esperanzas.

  • La primera, que en un arrebato de ingenio y con derroche de carisma, uno de los contendientes autorizados por el sistema satisfaga sus expectativas y se convierta en su opción de triunfo.
  • La segunda pues es el voto nulo, que no le inspira entusiasmo a nadie.
  • Y la tercera es contentarse con que su antigua candidata o candidato se lancen a hacer campaña como sugieren Thelma Cabrera y Roberto Arzú para tratar de promover el voto para alcaldes y diputados de su partido. Una especie de premio de consolación.

Y aún así, se trata de una lucha en desventaja para estos aspirantes.

Les tocará competir en las parlamentarias con candidatos bien financiados y dispuestos a repartir regalos a los votantes.

El sistema político en Guatemala es tan corrupto y tan clientelarmente establecido que hay personas que incluso perteneciendo a Codeca no le dan el voto al Movimiento para la Liberación de los Pueblos en las elecciones para alcaldes y diputados. El partido se embarcó en un esfuerzo de formación a sus bases después de las elecciones de 2019  justo para evitar este riesgo.

Pero la opción de que Thelma Cabrera persuada a algunos existe. Distritos como Suchitepéquez y Retalhuleu, Sololá y Escuintla podrían darle cada uno un diputado a su partido. Y obtener uno o dos por el listado nacional. Ese es el escenario más optimista porque un partido como el MLP carece de acceso a los medios con mayor penetración en el país, realiza una campaña modesta (no usa helicópteros ni contrata grandes vallas) y compite en general desventaja.

El apoyo de Arzú a sus candidatos a alcaldes y diputados también es un hecho pero en su caso, con una organización partidaria modesta, depende más de su poder de convencimiento. Y Juan Francisco Solórzano hará campaña también a favor del voto a su planilla de corporación municipal aún si él resulta vetado.

Ese es el consuelo que le va quedando a los seguidores de quienes quedan excluidos por el sistema.

Sobre <a href="https://concriterio.gt/author/jlfont/" target="_self">Juan Luis Font</a>

Sobre Juan Luis Font

33 años de hacer periodismo, reportear, conducir, fundar y dirigir medios.