fbpx
Ixcán, Quiché: dos médicos atienden a 12 mil niños con seguro escolar

La falta de servicios médicos afiliados con el ministerio de Educación (Mineduc) en el Ixcán, Quiché, generó el rechazo de los padres de familia hacia el seguro médico escolar en comunidades como El Ingeniero y el parcelamiento Pueblo Nuevo. Las familias prefieren la medicina ancestral a la atención bajo ese sistema.

Publicado el 2 Ago, 2022

La falta de servicios médicos afiliados con el ministerio de Educación (Mineduc) en el Ixcán, Quiché, generó el rechazo de los padres de familia hacia el seguro médico escolar en comunidades como El Ingeniero y el parcelamiento Pueblo Nuevo. Las familias prefieren la medicina ancestral a la atención bajo ese sistema.

Desde Pueblo Nuevo, los pobladores deben viajar 36 kilómetros para llegar a la cabecera municipal del Ixcán. Allí está el único hospital afiliado al seguro del Mineduc. Para llegar, deben pagar Q50 de pasaje ida y vuelta. A esto se suman los gastos por alimentación y el hospedaje que en ocasiones paga el acompañante. Es dinero que no tienen, dicen los pobladores, y por eso que rechazan el seguro.

Desde hace dos meses, Miguel Fernando Larios, profesor de educación primaria en una escuela del parcelamiento Pueblo Nuevo, informa a la comunidad de los beneficios del seguro escolar del Mineduc. Pero se le dificulta convencer a alguien cuando la realidad es distinta.

«No hay médicos ni farmacias afiliadas al seguro; entonces a las familias les genera un gasto ir a la cabecera municipal para aprovechar el seguro. Para ellos es más lo que gastan en transporte y alimentación que el beneficio que reciben».

Como en otras comunidades, los habitantes de Pueblo Nuevo recurren a plantas medicinales o medicina alternativa para curar enfermedades comunes como la infección estomacal en los pequeños.

Durante la pandemia utilizaron tés de jengibre, limón y canela para minimizar los síntomas de la enfermedad. “Solo si el paciente se agrava acuden al centro de salud más cercano, aunque este no cuenta con laboratorio de hematología”, dice el profesor.

«Los padres dijeron que simplemente no van a firmar el contrato de seguro escolar porque aseguran que es parte de la corrupción del gobierno, dicen que no hay necesidad de inventar tanto seguro y que es más viable que con ese dinero equipen los centros de salud públicos».

El problema no solo radica en la distancia para acudir a los servicios de salud afiliados, sino en la tardanza para que llegue la información dice Larios. Es el caso de Sebastián, un niño de 10 años que hace un mes accidentalmente cayó de una bicicleta, pero el número de afiliación no llegó a tiempo para que los padres pudieran reclamar una ayuda en los costos del sepelio.

No obstante, Rosendo Batzín, subdirector departamental de Educación, afirma que no hay rechazo al programa y asegura que hubo desinformación entre los padres de familia, pues muchos tienen la idea que es un bono de Q300 que recibirán en efectivo.

Batzín está consciente que hay comunidades que quedan a dos horas y media de distancia de los servicios afiliados en el Ixcán y los beneficiarios que viven en las comunidades no tienen medios de transporte. A esto se suma que en el municipio solo hay dos médicos en turno las 24 horas, para la atención de 12 mil niños afiliados.

«Gracias a Dios los niños no se han enfermado constantemente, pero sí han acudido algunos con dolor de cabeza y se les ha dado la medicina que el programa les otorga, si un médico renuncia, de inmediato se solicita otro médico para que esté al servicio de los niños».

El seguro médico escolar incluye consultas médicas para 17 enfermedades comunes, accidentes personales, primera etapa por covid-19, Q300 para medicinas y servicio funerario para estudiantes.

Ignacio Barrio, representante legal de Urgencias Médicas, entidad contratada por el Estado para otorgar el servicio de seguro médico, reconoce que nunca faltan las quejas en contra del tipo de cobertura, aunque afirma que según estudios efectuados este año, hay un 97% de aceptación por el servicio y a diario se atienden 12 mil consultas a nivel nacional solo por estudiantes afiliados.

«Pueden haber casos que tengan alguno problema pero no hay muchos, perfección no hay en nada, a veces no están de acuerdo con la cobertura que es específica, pero hay mucha gente satisfecha. En medicina se otorgan Q300 pero se receta lo que se necesita».