fbpx

La ciudad se inunda de vehículos: hay promesas, pero no soluciones

La ciudad se inunda de vehículos: hay promesas, pero no soluciones

Escrito por Henry Bin

5 Ene, 2022

El Sistema de Recaudación de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), reporta que en los últimos 10 años el parque vehicular se duplicó: en 2012 se contaban 2.3 millones de vehículos y en 2021 la cifra alcanzó 4.3 millones. Las estadísticas de la SAT demuestran que en promedio cada año la carga crece con 300 mil automotores de todo tipo en las vías.

El 2020 presentó una particularidad: se compraron más motos que automóviles y la situación se atribuye a la necesidad de movilizarse de los guatemaltecos, luego de que por las restricciones impuestas por la pandemia del Covid-19 se restringió la circulación del transporte público. Ese año en total se compraron 184 mil 347 motocicletas, mientras que los vehículos de cuatro ruedas incorporados al sistema apenas alcanzaron 18 mil 257.

Con esos datos, las motos lideran el parque vehicular con 1.9 millones y los carros 1.8 millones.

 

La municipalidad de Guatemala, prevé que en los primeros días de este 2022 circulen hasta 1.2 millones de vehículos en un solo día en la ciudad. Amílcar Montejo, Intendente de Tránsito, señala en una nota de audio que se contempla el regreso a las aulas de algunos escolares:

Para el nuevo año, la municipalidad iniciará sus actividades operativas con al menos 900 agentes en las calles, tras el regreso de algunos estudiantes a los centros educativos. La reactivación económica que se tuvo en los últimos meses de 2021 tendrá sus efectos en este 2022 ya que hubo quienes lograron enganchar un carro o una motocicleta lo cual tendrá repercusión en la movilidad, la posibilidad es que haya en las calles 1.2 millones vehículos en las calles.

Las salidas que contempla la comuna al tráfico incluyen la instalación temporal de 27 carriles reversibles en horas pico. Pero en las últimas semanas de 2021, en sus redes sociales colocó un video promocional de su “Plan de Movilidad Urbana” a menos de dos años que concluya la gestión del alcalde Ricardo Quiñónez. Eddy Morataya, director de Movilidad Urbana, en el vídeo señala:

Los proyectos que están incluidos dentro de este plan son:

*La línea 5 del Transmetro incluirá un nuevo diseño en sus estaciones, con una línea de buses eléctricos lo que traerá esa modernización a la ciudad de Guatemala.

*El Aerómetro que será el primer proyecto tipo teleférico que será instalado en sobre la calzada Roosevelt.

*Una red de ciclovías de 110 kilómetros y la

*Restructuración de buses Urbanos

ConCriterio solicitó una entrevista con la persona encargada del plan en su conjunto, pero al cierre de la nota la respuesta fue que solo se podía hablar de momento por el tema de Transmetro.

Miguel Santa Cruz, urbanista, señala que la discusión de los problemas de movilidad en Guatemala será un tema recurrente cada año:

Lo que sucede es que no se piensa en el largo plazo y que las acciones son de un año o cuatro años, entonces los planes de movilidad y ejecución de viabilidad son de muy corto plazo, entonces no trascienden a otros periodos de gobierno.

Y hace hincapié en los proyectos de la comuna central:

No se piensa en serio en esos proyectos, porque hace cuánto es que se viene hablando de ese Aerómetro, y al día de hoy no se ve que funcione y hace como ese hay varios proyectos.

El urbanista apunta a proyectos que no solo resuelvan los problemas de la ciudad de Guatemala, sino toda el área metropolitana con las ciudades vecinas y cree que un proyecto al que le pueden apostar las comunas es el anillo metropolitano, que figure como la segunda parte del Anillo Periférico que quedó inconcluso:

¿Por qué no se hizo otro anillo metropolitano? para que no circule por la ciudad todo el transporte pesado, es un proyecto que debió de hacerse hace mucho tiempo, con eso que se hiciera resolvemos muchos problemas.

En la ciudad solo las restricciones por la pandemia del Covid-19 pudieron aliviar los atascos diarios, con la levantada de las restricciones el suplicio de los embotellamientos regresó, sin que haya una pronta solución.