fbpx

La UNE y su batalla ¿quién se queda con el partido: Sandra Torres o los diputados?

Escrito por Henry Bin

13 Dic, 2020

La Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) se encuentra cerca de la batalla definitiva para definir quién gana el control del partido antes de las elecciones 2023.

Por un lado, Sandra Torres, exprimera dama, dos veces candidata presidencial sin éxito; por el otro lado, la facción de diputados alejados de Torres, integrada, entre otros, por Mario Taracena, Carlos Barreda, Orlando Blanco y Óscar Argueta.

Estos congresistas, opositores a Torres, ganaron apenas un pulso hace dos semanas: un tribunal confirmó en definitivo a Argueta como Secretario General del partido, a la vez que dejó claro que Torres no puede participar en política, pues está atada a un juicio penal.

No habían terminado de confirmar a Argueta en la Secretaría General y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) asestó un golpe contra esa facción: anuló 71 asambleas municipales y departamentales, lo cual impide la celebración de Asamblea Nacional, el próximo domingo, donde las bases elegirían al nuevo Secretario General.

 

 

Cesar Romano, representante de la UNE ante el TSE, cuenta que el TSE no validó las asambleas debido al acuerdo que suspendió actividades políticas por la pandemia. Aunque más tarde el propio TSE derogó esa resolución:

Nosotros habíamos cumplido con lo que establece la ley y habíamos solicitado que enviaran los observadores. Nunca los enviaron aduciendo que habían suspendido las asambleas a través de un acuerdo, pero el funcionamiento de los partidos se refrenda a través de una ley constitucional y un acuerdo no puede limitar a las organizaciones políticas.

Óscar Argueta cree que es una estrategia que beneficia a Torres:

Eso es lo que está pasando, recuerde que el presidente del TSE tiene cierta lealtad a la señora Sandra Torres. Él está haciendo todo para que se atrase, para que ella arregle su situación legal, regrese al partido y según ellos con eso ya se arregló. El que ella regrese, no cambia la correlación.

ConCriterio pidió al Director de Comunicación del TSE una respuesta ante el señalamiento de Argueta, pero, al cierre de la nota, no respondió.

Argueta afirma que los votos en el Comité Ejecutivo no le alcanzan a Torres, la mayoría es 10 de 19 votos y Torres, dice el diputado, reúne 6. Este reportero pidió a Nadia de León Torres, hija de la excandidata presidencial e integrante del partido, una postura, pero tampoco respondió.

Vitelio Lam, diputado de las filas de Torres, dice que están frente a un intento de robo del partido a la exprimera dama. La otra facción, dice, aprovecha que ella no puede participar:

Sin Sandra, la UNE no es nada. Aunque ganan el partido legalmente, talvez va a meter uno o dos (diputados) en lista nacional y en los distritos solo los que tengan capacidad, ahí quien es la lideresa “usted ya sabe quién es” ¿Sabe cuántos votos sacaron en Guatemala los del listado nacional? 51mil votos Los demás los metieron en los distritos. De acuerdo con el TSE para ganar las 52 curules la UNE logró 724 mil votos, en el listado nacional ganaron 7 curules.

Sandra Torres perdió las elecciones presidenciales en 2015 y 2019 y aunque el diputado Lam dice que la apoyan para dirigir el partido, ve la derrota si ella participa nuevamente:

“Talvez ella no va a ganar porque tiene mucho rechazo en Guate”

La lucha es fuerte y ambos grupos delinean la alternativa para no quedar fuera de las elecciones 2023.  No descartan, por ejemplo, crear un nuevo partido. Así dice Argueta:

Por supuesto que existe la capacidad y si el TSE nos llegara a cancelar, montamos un nuevo partido político y rompemos récord en formación porque tenemos la estructura. Si lo que piensan es que nos van a parquear, no.

Desde el Congreso este grupo opositor a Torres hace su esfuerzo por recuperar espacios políticos: ha separado a 11 diputados “sandristas” y los últimos 6 fueron expulsaron la semana pasada. Entre ellos Santiago Nájera, elegido secretario para la Junta Directiva 2021, puesto que será demando por la facción contraria a Torres.

 

Lea también:

“Podría haber mano peluda”: Políticos dudan de imparcialidad del TSE