La novena legislatura del Congreso de la República tiene sus primeros 20 diputados huérfanos: 12 congresistas de UCN y 8 de FCN-Nación quedaran sin agrupación después de que el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) canceló ambos partidos las vísperas de fin de año.

En medio de la discusión del presupuesto 2020, Alejandro Giammattei, presidente electo, prometió dar cobijo a diputados que quedaran huérfanos, si sus bancadas los expulsaban por apoyar una propuesta del próximo gobierno. Y aunque la orfandad no la provocó el proyecto de gastos de la nación, la promesa del gobernante electo cobrará forma.

Germán Velásquez, congresista independiente, dice que VAMOS, la bancada oficial que cuenta con 17 diputados está en busca de alianzas y aunque por prohibiciones de ley no puede integrar a sus filas a los diputados que quedan sin partido, hay esfuerzos:

En corrillos se conoce que se pueden hacer alianzas estratégicas para que camine la agenda del Ejecutivo, aunque tendría que definir temas porque cada partido puede tener sus prioridades. Eso es lo que tendrían que hacer para no quedar totalmente huérfanos, pero aunque se queden solos, todos tienen las mismas prerrogativas y obligaciones y de alguna manera se puede incidir desde diputados independientes.

El partido FCN-Nación logró 8 curules en la nueva legislatura, sus diputados no respondieron a las llamadas para establecer sobre su posible apoyo al nuevo oficialismo.

Integrantes del bloque FCN-Nación

Julio Lainfiesta, diputado reelecto y uno de los 12 congresistas de UCN en la próxima legislatura, respondió: “no hemos definido con quién vamos a hacer una alianza”.

Sin embargo, agregó:

“Tengamos o no tengamos bancada, somos 12 diputados y lógicamente decidiremos a quién apoyar, recuerde que todo es un proceso y varios temas: Junta Directiva ya se empezó a discutir; se ha hablado con los diferentes partidos no solo con VAMOS, porque si suma los diputados de ellos y los de nosotros se necesitan más, se está en pláticas como lo hacen los demás partidos”.

Si las resoluciones sobre la cancelación de FCN-Nación y UCN cobran firmeza, es probable que los 20 diputados estén a la sombra de otro partido y quizá ese sea VAMOS, pero los diputados de dichas agrupaciones no tendrán derecho a: integrar Junta Directiva, constituir un bloque y, por lo tanto, no tendrían un jefe de bancada, tampoco presidirán comisiones. Ante el escenario, el diputado Lainfiesta reacciona:

Lógicamente la injerencia en la toma de decisiones disminuye; sin embargo, la mayoría de las cosas deben pasar por el pleno y se necesitan 81 votos y 106 pues eso es lo que al final cuenta.

Mario Taracena, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) dijo a ConCriterio el mes pasado que su partido llamaría al Tribunal de Honor a 10 diputados que desobedecieron un acuerdo en torno a votaciones sobre el presupuesto. El incidente reveló una fragmentación a lo interno de la bancada mayoritaria, con lo cual dejan la pregunta en el aire: ¿sumarán más huérfanos?