fbpx

Ocho o diez horas para alcanzar la buscada segunda dosis Sputnik V

Escrito por José Manuel Patzán

12 Ago, 2021

Son largas filas de vehículos. Empiezan a formarse desde  la madrugada cuando llegan a las puertas de la universidad Rafael Landívar donde funciona un centro de vacunación contra el Covid-19 y a donde los guatemaltecos llegan para que les sea aplicada la segunda dosis de la vacuna Sputnik. Hacen espera incluso de diez horas para recibirla.

El problema, dicen los afectados, es  que en dicha universidad se entregan entre 1 mil 200 y 1 mil 500 números diarios pero la demanda es superior. Entre quienes esperaron horas de horas  la segunda dosis de Sputnik está Karen López, ama de casa de 69 años.

Esperamos ocho horas para que nos vacunaran y hasta paramos con insolación, nos preocupó  ver que habían colas exageradas de gente que estaba desde las siete de la mañana. Solo dieron unos cien números atrás de nosotros y a los demás los despidieron, cuando llegamos al puesto solo habían dos mesas para vacunarse, estábamos sin desayunar y almorzar”.

El mercadólogo,Hugo Paz, de 72 años quien también acudió a dicha universidad para que le aplicaran la segunda dosis de Sputnik, llegó a las seis de la mañana y tardó siete horas para llegar a la mesa de vacunación. Tuvo el número 1 mil 840, sin saber que la pesadilla no había terminado.

Donde se acabaron los números se cortó la cola y devolvieron a una buena cantidad de personas para que regresaran otro día, a los que pasamos después nos dijeron que teníamos que esperar porque se habían acabado las vacunas y fueron a traer. Total salí como a las cuatro de la tarde de la universidad”.

Los afectados dicen que las personas llegan entre las 23 horas y 1 de la madrugada a esa universidad para lograr obtener un número y la misma situación viven otros centros de vacunación donde aplican la vacuna Sputnik V.

El proceso de vacunación continuó en el Centro Universitario Metropolitano de la zona 11.

 

Eliu Mazariegos, jefe del Sistema Integral de Atención en Salud, explicó que las largas filas de personas en los centros de vacunación se deben a que muchos acuden sin cita y sin cumplir los 90 días establecidos para recibir la segunda dosis de dicha vacuna. El encargado refirió que están llegando quienes cumplen 60 o 70 días después de la primera dosis:

Evidentemente si seguimos así no van a alcanzar las vacunas Sputnik. ¿Qué se va a hacer?,  respetuosamente es una decisión del despacho del ministerio de Salud, nosotros nos encargabamos de operativizar el proceso de vacunación, aunque a la fecha se han puesto 3 mil 835 dosis de Sputnik, o sea tenemos más de 56 mil dosis de esa vacuna”.

El 15 de julio último llegaron a Guatemala  310 mil vacunas Sputnik V: 250 mil de primera dosis y 60 mil de segunda. Hasta ahora Guatemala ha recibido 860 mil de las 8 millones compradas y pagadas.

Los puestos que actualmente están habilitados para segundas dosis de la vacuna rusa son la Universidad Rafael Landívar, el polideportivo de Gerona, en la zona 1 y parque Érick Barrondo, zona 7.