El gobierno de Guatemala hizo público el proceso de ordenamiento de frecuencias para alcanzar internet de alta velocidad a través de la banda 4G. Sucedió después de que surgieron cuestionamientos porque entregó a TIGO, en avanzada, 30 de los 90 megahertz que se concesionarán para el servicio. El caso ya es investigado por la Fiscalía contra la Corrupción y Acción Ciudadana, una organización fiscalizadora, analiza denunciar esa concesión.

La frecuencia 700 actualmente es ocupada para transmisiones de audio y video, pero con el reordenamiento será exclusiva para servicios móviles y TIGO, al comprar a la televisión abierta los derechos de usufructo en dicha banda, ya obtuvo derechos para el 4G afirman las autoridades.

Raúl Solares, exsuperintendente de Telecomunicaciones, y uno de los autores de la ley en materia comenta:

A mi entender, debe respetar esas características que tiene el título de usufructo, no debe usar más de la potencia máxima que fue asignada en su momento, porque así lo establece la ley.

TIGO compró a Alba Visión un usufructo para frecuencia de televisión y no de servicios móviles. ConCriterio intentó por segundo día contactar a Manuel Sisniega, gerente corporativo de TIGO, pero no respondió. También solicitó una postura al competidor CLARO y aunque solicitaron comunicación vía correo electrónico, al cierre de la edición no respondieron.

 

 

El siguiente paso es subastar los 60 megahertz disponibles, se trata de un evento público, nacional e internacional. Solares:

Si solo hay un interesado, se asigna directamente -pero es poco probable- pero si hay interesados, se tiene que llevar a la subasta.

Y ¿cómo se decide al ganador de la subasta? El exdirector de la SIT:

La ley habla del mejor postor, habría que ver si se refiere a términos monetarios o también a cobertura; lo que se debe buscar es el que más beneficio traiga ya que esta pandemia nos ha desnudado en cuanto al acceso en muchos lugares del interior.

Marvin Flores, analista investigador de Acción Ciudadana, no descartó denunciar la concesión de 30 megahertz a la empresa TIGO:

La SIT no puede decir que por derechos adquiridos no llevaron a cabo una subasta como lo dice la Ley de Contrataciones del Estado.

Flores valora que la puja se abra también al mercado internacional ya que eso le permitirá al país captar mayores recursos:

Tú lo metes a la Bolsa de Londres o Nueva York y vas a tener diferentes empresas que van a ofertar al mejor precio, el que más paga por un bien que es estratégico para el Estado, pero que prácticamente lo están regalando.

Hay dos puntos en favor de la transparencia y los intereses del Estado a los que apunta Solares, el exdirector de la SIT: que la Procuraduría General de la Nación emita una opinión, además de una consulta pública:

Debiese informar el regulador cuáles son las acciones y escuchar lo que la población comenta y se tomen en cuenta las observaciones, son costumbres que se tienen en otros países previo a cualquier consulta.

El gobierno aún no tiene fecha para subastar la frecuencia.