Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El agujero fiscal que ha dejado en Guatemala la falta de pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) es tan grande que, en los últimos nueve años, el país ha dejado de percibir Q159 millardos, lo que representa casi dos presupuestos anuales para el funcionamiento del Estado.

Entre 2017 y 2018, según los informes de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), el incumplimiento del pago de este impuesto estuvo entre 37 y 38%, con una leve disminución durante el ejercicio fiscal del año pasado; sin embargo, desde 2010, la falta de cumplimiento se incrementó hasta en 8 puntos porcentuales.

La situación es grave para el país comenta Abelardo Medina, exintendente de recaudación de la SAT:

El IVA depende el año, es entre 45 y 50% de la recaudación, es casi la mitad de lo que recaudamos.

Falta de Control a la facturación

Medina opina que buena parte del problema es la “moral tributaria” y para que un contribuyente cumpla con sus obligaciones inciden entre otras causas: que exista un sistema tributario justo y que haya calidad del gasto.

El problema real no es que no se pague solo el impuesto al Valor Agregado. Pero, el problema es la no facturación y cuando esto no sucede es que como consecuencia de que no se paga el IVA, no se paga el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y tampoco se paga el ISO. Entonces si sumamos, lo que se pierde cuando no se factura es el 83% de nuestro sistema tributario”.

Las autoridades de la SAT han manifestado que tienen una lista de contribuyentes que no cumplen con sus obligaciones fiscales.

¿Quiénes no están pagando IVA?

Medina comenta:

El empresario cuando no factura se queda con el IVA, ISR e ISO y al final la no facturación lo beneficia a él. Pero cuando no se emite factura da la apariencia que el ciudadano común no está pagando. Además, cuando compramos en la informalidad y de contrabando somo nosotros quienes no pagamos el impuesto. Pero en general los grandes empresarios no buscan evitar este traslado del IVA, ellos tienen otras formas de evitarse impuestos.

No solo pasa en Guatemala

Miguel Gutiérrez, exsuperintendente de la SAT, considera que la medida expuesta por las autoridades es lo más que puede percibir un país:

Ningún país del mundo recibe el 100% del IVA potencial, es decir el 12% del PIB. Guatemala es país con alto componente con mercado informal y además existen exenciones y esos son los factores que dejan ese margen. De hecho, por ser un impuesto simple es relativamente eficiente.

Las reformas tributarias de 2012 y 2015, según Gutiérrez, no permitieron que la SAT mejorar sus procesos de recaudación, ya que señala que se le restó autonomía con los cambios.