Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Sandra Torres y Alejandro Giammattei, los dos candidatos que se disputarán la presidencia de Guatemala el próximo 11 de agosto, eligieron este lunes su lugar en la papeleta de votación: a la derecha aparecerá la fotografía de Torres y a la izquierda la de Giammattei.

Pero no es la única decisión que han tomado los candidatos: las promesas de campaña para la segunda vuelta recorren ya el espacio cibernético y las tarimas donde ambos se han presentado luego de que el lunes de la semana pasada el Tribunal Supremo Electoral (TSE) notificó los resultados oficiales.

Sandra Torres quien obtuvo el 25.5 % de los votos en la primera elección -1.1 millones- va a la segunda vuelta con el: “1, 2 ,3 por Guate”.

Que según la publicidad difundida en redes sociales es:

  1. Apoyos en proyectos en educación y salud: bolsa solidaria, médicos a la puerta y escuelas abiertas.
  2. Empleos y desarrollo económico: trabajo para jóvenes, implementación de maquilas y apoyo a madres emprendedoras.
  3. Lucha contra la corrupción, la candidata promueve que funcionarios públicos firmarán una declaración de que no han cometido ningún delito e impulsarán una agenda legislativa en favor de la transparencia.

En su gira del fin de semana a Chiquimula Torres mencionó:

“Hay que unir la capital con el área rural, pero sobre todo oportunidades de empleo. También hice el compromiso de llevar el pavimento a las comunidades para que puedan sacar sus productos. Y regresar los programas sociales, que ahora estamos implementado el componente: alimentos por trabajo”.

ConCriterio solicitó una entrevista con la dirigencia de la UNE para que profundizarán en las promesas y aunque Nadia de León, hija de Torres encargada de la agenda del partido ofreció una comunicación con el Carlos Raúl Morales, vicepresidenciable, al cierre de la nota no se concretó.

Lo mismo ocurrió con el partido VAMOS de Alejandro Giammattei, este reportero solicitó a Guillermo Castillo, explicar los ofrecimientos y, aunque leyó los mensajes, no hubo respuesta. Tampoco su equipo de comunicación respondió a la solicitud.

Giammattei obtuvo en la primera vuelta electoral 13.9 % del total de votos -614 mil-.

El candidato ha aparecido en algunos videos en los que refuerza sus promesas. Los principales temas son:

La lucha contra las extorsiones:

“Todo aquel que utilice la extorsión y atente contra un servicio público será tratado como terrorista. Combatiremos frontalmente a los extorsionistas”. 

Eliminar la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad Presidencial (SAAS) es otra de sus propuestas:

“Yo no necesito una secretaría que me cuide. Q175 millones nos cuesta -anualmente- y en cuatro años Q600 millones que los invertiremos en la salud de los guatemaltecos y ya no en la seguridad del presidente y vicempresidente”

Además, promete llevar desayuno y almuerzo en las escuelas de preprimaria y primaria, la creación de 1 millón de empleos, “mediante la implementación de proyectos como el Tren Rápido de Guatemala con políticas de desarrollo comercial y de inversión extranjera”.

El politólogo Renzo Rosal cree que los dos candidatos recurren al A, B, C de los temas que el votante quiere escuchar:

El elemento populista o tratar de quedar bien está a la vuelta de la esquina. Ellos se presentan muy abiertos y receptivos, porque lo que buscan es la conquista y no desarrollar su propuesta política, y en el enamoramiento se vale ofrecer el “oro y el moro” y es lo que están haciendo.

La participación en la primera vuelta fue de 5 millones de votantes, mientras que el abstencionismo fue de 3 millones. El 11 de agosto se definirá quien de los dos ocupará la primera magistratura del país.