Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El Congreso de la República finalizó con el periodo de sesiones plenarias ordinarias, pero las alarmas no se apagan.  La octava legislatura quiere anotar el último gol antes de retirarse.

De acuerdo con lo establecido en la ley, en periodo extraordinario el Organismo Legislativo deberá convocar a por lo menos dos sesiones extraordinarias, el plan para los dos llamados: cerrar la actual el periodo legislativo la con la aprobación de dos leyes polémicas:

1. La iniciativa 5272, ley de la familia: prohíbe lo prohibido en Guatemala: el matrimonio entre personas del mismo sexo y además endurece las penas al aborto.

2. La otra es la iniciativa 5474, ley de reformas a la prisión preventiva: contempla suspender la prisión preventiva bajo la justificación de “preservar la integridad de la persona y que se evite que sufra hacinamiento que pueda generarle daño a su salud física y mental.

Paul Briere, diputado saliente del Congreso, comenta al resepecto:

 “La preocupación es la ley de prisión preventiva, que fortalece la ley de Aceptación de Cargos que se aprobó hace unas semanas, la ley para controlar a las oenegés y la famosa 5272 que es conocida como la ley de la familia, esos son los temas que hay que tomar a consideración en estas dos sesiones y estar pendientes que no vaya a suceder esto, especialmente por la ley de prisión preventiva, porque puede ser buena, pero la alerta son las enmiendas de curul”.

Marcos Yax, diputado de FCN-Nación, confirma que hay un acuerdo entre congresistas de diferentes bancadas de retomar la discusión de la llamada ley de la familia:

De hecho yo estuve en una reunión en donde se abordó el tema y hay una prioridad enorme de que podamos dejar esa ley, para que cobre vigencia en el año 2020. Hay varias iglesias de diferentes denominaciones que han venido al Congreso a cabildear por ese tema. Contiene artículos donde damos el verdadero valor que merece una relación matrimonial entre hombre y mujer y dejar establecido que la familia es una prioridad para la sociedad guatemalteca.

En cuanto al tema de reformar la prisión preventiva, el congresista señala que “es un tema que quedará para 2020”.

Andrea Villagrán, diputada reelecta por el partido Bien, cree que además de las dos sesiones obligatorias que contempla la ley, el Congreso convocará a otras reuniones en enero previo al cambio de legislatura:

 “Creo que la mayor preocupación es a partir de enero, porque estos últimos días serán aprovechados por muchos diputados que no lograron la reelección, para pasar algún tema de la agenda regresiva y que favorezca a sus intereses”.

Para la novena legislatura 110 diputados no lograron su reelección.