Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

A partir del jueves de la semana pasada, cuando un grupo de activistas y manifestantes interrumpieron una conferencia de prensa en pleno desarrollo, los voceros de las instituciones públicas consideran revisar protocolos de seguridad antes de la celebración de estos eventos. En especial, si se trata de actos que conciten controversia, como la carta firmada entre el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Un grupo de manifestantes de la Fundación Contra el Terrorismo, Guatemala Inmortal, el director  de Vea Canal, Otto Rottmann y la cubana radicada en Miami, Estados Unidos, Bárbara Hernández, vociferaron su rechazo a la firma de dicha cooperación entre instituciones.

Luis Gerardo Ramírez, vocero del TSE relata el momento de tensión:

Amenazaron al personal de seguridad con que si no se les permitía se les iba a denunciar. En ese momento la personas ingresan y empiezan a somatar los vidrios y en algún momento pudo causar algún incidente ya que querían entrar por la fuerza.

El TSE, donde surgió el incidente,  es el primero en anunciar que analizan nuevas medidas para preservar la seguridad tanto de autoridades como de asistentes al edificio. Así lo indicó Ramírez:

“Se evaluará y se estará reforzando este aspecto para evitar que vuelva a ocurrir”

El vocero es claro en señalar que a las conferencias de prensa siempre ingresarán los periodistas que estén acreditados por los medios de comunicación donde laboran:

 “No se les puede negar el ingreso, lo cierto es que se tienen que regir a ciertas normas como respetar a las autoridades, prensa. No por gritar, insultar o interrumpir van a lograr algo”.

El Ministerio Público (MP) desde el viernes hizo cambios  en la forma de comunicación con los reporteros que cubren dicha fuente: aparte de utilizar el WhatsApp como sistema de difusión de información, Julia Barreda, vocera de institución, además explicó que los controles de seguridad para las  conferencias de prensa serán, como han sido hasta ahora, estrictos:

Los periodistas acreditados tienen acceso a las conferencias de prensa. Somos una institución de puertas abiertas y siempre se han tomado las medidas de seguridad y se continuará con las mismas para garantizar el resguardo de los fiscales del MP, así como de los periodistas.

El vocero del ministerio de Gobernación, Fernando Lucero, respondió que como Cartera del Interior les corresponde apoyar cualquier solicitud de seguridad si alguna institución lo requiere.

El Ministerio está en toda la disposición de apoyar los requerimientos en seguridad para preservar la seguridad de sus invitados.

El mes pasado el Congreso de la República intentó establecer un sistema de acreditación de periodistas que suscitó rechazo de parte de los propios comunicadores, la Oficina del Procurador de Derechos Humanos e incluso congresistas. Las normas eran consideradas violatorias del libre acceso a las instituciones públicas, una libertad garantizada en la Constitución. La medida buscaba evitar que personas ajenas al periodismo se infiltraran en edificio del Congreso, la norma incluía: que los periodistas presentaran trabajos periodísticos hechos en los últimos dos meses. Y que las publicaciones tuvieran  50 % de noticias o comentarios originales o de análisis sobre temas nacionales, en el caso de que perteneciera a un medio digital.