Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

“Enseñar a pescar para la generación de ingresos de manera sostenible”, es una de las frases que acompaña el plan de gobierno de Alejandro Giammattei, presidente electo de Guatemala, que adversaba Sandra Torres, a quien derrotó en las urnas, cuando la exprimera dama usaba los programas sociales para hacer campaña.

Pero el programa de gobierno de Gimmattei no es distinto al de los últimos tres gobiernos. Ni siquiera al de Torres: programa temporal de alimentos, transferencias condicionadas, fertilizantes y semillas mejoradas son parte de los ofrecimientos. El presidente electo, dijo que no se opone a la entrega de estos beneficios, pero señaló que deben ser temporales.

La mayoría de programas estarán a cargo del Ministerio de Agricultura, Ganadería  y Alimentación (MAGA), cartera que será dirigida por Oscar Bonilla Aguirre, un ingeniero agrícola, exgerente de GanAgro, S.A., empresa que ha hecho negocios con el Estado en el pasado.

Desarrollo Social

Es el segundo pilar del “plan nacional de innovación y desarrollo” que propuso el partido Vamos, el cual será implementado durante los próximos cuatro años incluye: mejorar los índices en saludad educación y seguridad alimentaria. Además impulsar las exportaciones, fomentar el trabajo de las cooperativas y  la capacidades de producción en las comunidades.

Adrian Zapata, excomisionado presidencial de desarrollo rural, comenta que la agricultura familiar incluida en una política diseñada de manera correcta, puede reducir los índices de pobreza en las comunidades:

El desarrollo rural debe ser integral y entre ellas la política agrícola, que debe ser vista como un componente de una política de desarrollo rural. Si uno analiza la situación de los hogares agropecuarios, vemos que hay: 1.3 millones, el 61% son agricultores familiares y ellos son los que producen el 70%  de los alimentos que consumimos en el país. Lamentablemente es un agricultura de infrasubsistencia y el gran reto es impulsar una agricultura familiar para que se convierta en excedentaria.

Cambio Climático

Helmer Velásquez, consultor independiente vinculado con temas de cooperativismo, cree las propuestas de desarrollo tienen en el plan un tono de busca de votos y fuera de realidad:

Propone duplicar las exportaciones de productos no tradicionales. A partir de ahí tres comentarios: hay una ausencia del texto de la agricultura familiar -generación de empleos y alimentos- y en el tema de duplicar la exportación de los productos tradicionales, no nos parece real de que en 4 años se dupliquen la cantidad exportadas por cuestiones climáticas y uso del suelo. Suena muy bonito, pero no lo vemos realizable.

De acuerdo con el plan de gobierno, se generarán programas productivos y brindarán capacidades y una vez adquiridas estas, se les facilitará el acceso a préstamos en condiciones financieras concesionales a través un programa que se creará para este fin y que será llamado: fondo para el microcrédito para actividades productivas que funcionará en el Crédito Hipotecario Nacional.

Armando Arriaza, exdirectivo de la Cámara del Agro, considera que de la mano de los créditos, debe ir la aprobación de una ley de Aguas y la implementación de sistemas de riego:

Lo que nos ha hecho falta y es algo que hemos planteado a otros gobiernos es un sistema de riegos: no tenemos infraestructura y la que está, ya está deteriorada y se no tenemos agua no hay agricultura.

Actualmente el Ministerio de Agricultura cuenta con un presupuesto de Q1.4 millardos.