Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El Partido Bienestar Nacional (BIEN) apadrinado por el expresidente Alfonso Portillo -condenado en 2015  en Estados Unidos por conspirar para lavar US$ 2.5 millones que recibió como soborno del gobierno de Taiwán- es la única organización política que no postuló binomio presidencial  a las próxima elecciones generales.

Portillo intentó por segunda ocasión participar en estos comicios en busca de una curul. Ya en 2015 fue rechazada su candidatura y en el presente proceso -por segunda vez- recibió un no de las autoridades electorales, la razón: carece de reconocida honorabilidad. Así reclamaba Portillo al TSE.

“Por qué le permite ser candidato a personas que están en las mismas situación  que yo, de haber pagado una condena en los EE.UU”

Otra candidata de ese partido político que fue rechazada por el Registro de Ciudadanos del TSE fue la diputada Andrea Villagrán. Según la resolución, Villagrán es tránsfuga, pues pertenece al partido TODOS y fue postulada por BIEN. El resto de los aspirantes a una curul siguen el trámite correspondiente.

Juan Francisco Morales es una de las cartas de la agrupación, ocupa la casilla 3 del listado Nacional. Morales tiene 43 años, fue candidato a alcalde a la municipalidad de Guatemala  con la UCN en 2015 y, cuatro años antes, en 2011, compitió en Mixco por la silla edil de la mano del partido Creo. Ha ocupado distintos puestos en la administración pública:

Asesor en el Congreso de la República en área de relaciones públicas, idéntica asesoría brindó al Registro Nacional de las Personas (RENA) y fue asistente de comunicación social en la Secretaría Ejecutiva de la Presidencia, entre otros.

Las prioridades de Morales, de llegar al Congreso, serían: Ley de Competencia, la refundación del Estado y la Ley de Aguas. En este último tema Morales dice que está dispuesto a enfrentarse a sectores que se oponen a una normativa como esta. Su interés expresa, es cubrir aspectos como: escasez, mejorar salud y actividades agrícolas.

Besy Oliva investigadora y docente de la facultad de Ciencias Químicas y Farmacia de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), comenta que el principal reto para la aprobación de una ley de aguas es el diálogo con los diferentes sectores:

“La importancia es que habría una regulación porque ahorita todo el mundo hace lo que quiere con el agua, la usan y no hay una orden para tratar el agua, y el acuerdo gubernativo 236 en lugar de un regulador es como un permiso para contaminar y ahora ampliaron el tiempo para que la ley se cumpla, entonces se seguirá contaminando”

Ángel Ramírez, de 28 años, es otro candidato a diputado del partido BIEN, y ocupa la casilla 1 del listado Metropolitano. Ramírez fue asesor de la diputado Andrea Villarán en 2018. En 2014 también asesoró a la bancada del Partido de Avanzada Nacional (PAN) y además fue director ejecutivo de la organización civil Guatecambia.