El 2020 lleva una marca profunda en cada ámbito de la vida de personas. En educación, tanto niños como jóvenes y adultos, vivieron un año en el que debieron aprender a aprender en línea. Las actividades están por concluir en las universidades y al igual que los colegios, hay un corte de caja en las universidades confuso: cobraron cargos que no debían, afirma la Dirección de Atención al Consumidor (DIACO).

Tanto colegios como universidades privadas cobraron a sus alumnos servicios que, por las clases a distancia, no recibieron. Los establecimientos privados en la primaria y secundaria, desoyeron a los papás y a las autoridades, y fueron multados con millones de quetzales.

Los directivos de universidades fueron más conciliadoras: evitaron las multas, pero según la DIACO deberán reembolsar Q32.3 millones y pagar los cobros indebidos a sus estudiantes, acá la lista:

  • Universidad Mariano Gálvez: Q15 millones
  • Universidad Rural: 6 millones
  • Universidad de Occidente: 8 millones
  • Universidad Mesoamericana: 7 millones
  • Universidad del Valle: Q3 mil 863

 

Carlos Vásquez, portavoz de la DIACO:

Encontramos en las universidades la anuencia de querer conciliar con la DIACO, pero también atender a sus estudiantes y se logró la recuperación de estos montos y con esto se logró no iniciar un proceso administrativo. En algunos casos fueron solo algunos estudiantes los que presentaron su queja y la institución participó y se dio cuenta que eran más los afectados. Si los colegios fueron multados por cobro de servicio de bus e incluso clases de natación en línea, las universales ¿qué cobraron durante la cuarentena? El vocero de DIACO, responde:

En muchos casos fue el parqueo, otros laboratorios o temas extra aula que no se desarrollaron y como estaba en la planificación y muchos pagan por adelantado, lo que se hizo fue que se devolvió o se les acreditó.

En efecto así funcionó:

Ivonne Alvarado, estudiante de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Marino Gálvez, extensión Naranjo, cuenta su caso:

Lo del parqueo lo cobraron al inicio porque no sabían que iba a ocurrir lo de la pandemia, pero al final del semestre lo devolvieron. No lo depositaron a una cuenta, sino descontaron dinero de la mensualidad o inscripción.

Leonardo Chavarría, estudiante de ingeniería en el campus central de la misma universidad:

Al final del semestre ellos hicieron el cálculo que cuánto iban a devolver, primero solo devolvieron un porcentaje del laboratorio y parqueo y luego lo devolvieron como un saldo a favor: la inscripción fue completa y el saldo aplicó para la mensualidad.

ConCriterio contactó por varios días a los directivos de esta universidad, pero al cierre de la edición hubo una respuesta.

También se intentó contactar con autoridades de las Universidad Rural, de Occidente y Mesoamericana pero no se logró contactar con los administradores. La Universidad del Valle de Guatemala a través de un correo electrónico, respondió:

Desde el inicio de la pandemia del COVID-19 ha velado y atendido a las necesidades de la comunidad estudiantil. La migración a una educación a distancia y virtual se implementó de forma exitosa, sin suspender clases un solo día y sin hacer cobros indebidos. 

ConCriterio intentó contactar con estudiantes de estas universidades, pero no fue posible.

Las autoridades de DIACO valoran que las universidades hayan optado por un proceso de conciliación.  Ana de Molina, exministra de Educación y catedrática universitaria comenta:

Quizá no quisieron tener la etiqueta que habían sido multados por infracción y quiera que no, al devolver el dinero, es como que no se recibió. Es otro costo, es al prestigio.

Un

El año universitario cierra y los alumnos hacen una evolución con el método en línea:

Los docentes sí se esforzaban, solo que al principio nos dejaban mucha tarea, pero en el segundo semestre lo corrigieron.

La exministra de educación ve un punto importante en las clases en línea.

Hay que ser creativos para generar toda la estrategia pedagógica que se requiere desde la universidad al estudiante y de la captación de universitario al docente.

El siguiente ciclo deberán corregirse no solo aspectos pedagógicos, sino administrativos para evitar cobros indebidos y quejas de los estudiantes.