Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), del gobierno de los Estados Unidos invirtió US$2.4 millardos en programas de apoyo en los últimos 19 años en Guatemala.

La asignación para este año fue de US$82.1 millones, aportes suspendidos en marzo pasado por decisión del presidente Donald Trump quién expresó que: Guatemala, Honduras y El Salvador no fueron capaces de impedir que la gente saliera de estos países y llegara de forma indocumentada al Unión Americana.

Mike Pompeo, Secretario de Estado de EE.UU, en un comunicado anunció la reanudación la asistencia económica solo después que se firmó el Acuerdo de Cooperación de Asilo al que en su momento Trump llamó “Acuerdo de Tercer País Seguro” además, de otros convenios en materia de seguridad, con lo cual el gobierno estadounidense se sintió complacido.

Los fondos estarán destinados a programas para mitigar las migraciones, apoyo a iniciativas del sector privado para generar oportunidades económicas que coadyuven al estado de derecho y la buena gobernza, señaló el funcionario estadounidense.

Promover desarrollo

Juan Carlos Paiz, presidente de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa) y excomisionado de competitividad, señala que en el pasado los fondos no se invirtieron adecuadamente y por lo tanto, los resultados no fueron los esperados, dice que lo principal es trabajar en las propias capacidades:

Los objetivos que deben tener estos fondos son: la activación del sector público y privado, para generar oportunidades, kilómetros de carretera y vivienda. Esas cosas son clave para que las personas puedan subir sus ingresos personales por arriba de US$400, cuando las personas ganan más de eso ellas ya no quieren migrar, ya se sienten cómodas.

Byron Velásquez, un hondureño de 21 años y con un hijo de un año en su país, tenía la intención de llegar a los Estados Unidos, pero tras ser víctima de asalto en Tapachula, decidió regresar y ahora que lleva 15 días viviendo en Guatemala en la Casa del Migrantes:

¿Por qué saliste de Honduras? No hay trabajo y mucha delincuencia.  ¿A qué te dedicabas? Cuidaba un ganado ganaba 6 mil lempiras y así no alcanzaba, una mara me dijo que me metiera a trabajar con ellos, pero no quise porque un hermano perdió la vida andando con ellos y por eso me vine huyendo.

El Instituto de Migración reporta que en 2019 han sido deportados vía área 43 mil 268 guatemaltecos, 17mil más que en 2017. Por la vía terrestre, 39 mil 998; 13 más que en 2017.

Políticas efectivas

Mauro Verzeletti, director de la Casa del Migrante, ha recibido en esas instalaciones durante este año a 8 mil 835 migrantes centroamericanos; sin embargo, el padre considera que las políticas antiinmigrantes de Trump se prueban efectivas y eso lo demuestran las estadísticas de deportaciones:

Aquí no existe una política de gana-gana, Guatemala siempre sale perdiendo en temas migratorios; el gobierno no ha tenido la capacidad de negociar para que realmente los guatemaltecos ganen, porque son ayudas muy puntuales que resuelven problemas estructurales: falta de oportunidades labores y una vida digna.

Estados Unidos apoya a Guatemala en programas de seguridad, educación, agricultura y medio ambiente.