Así como aumenta la circulación de motocicletas en las calles de la ciudad, así también se registran en escalada los accidentes que protagonizan en la vía. Los hospitales registran también cada vez, más tratamientos de tobillos, fémures y rodillas rotas.

¡Buenos días! Esos son los sonidos que nos esperan a diario en las calles, avenidas y bulevares de la ciudad. El congestionamiento es rutina.

En Guatemala suman ya 3.5 millones de vehículos y el 37 por ciento del paarque vehicular son las motocicletas: hay en circulación en el país 1.3 millones de motos. En la última década, las motos fueron el vehículo que experimentó el crecimiento más intenso: 304%.

¿Lo ha notado? Carros esquivan motociclistas o viceversa. El caos y desorden provoca accidentes viales. Byron López, un joven de 22 años, fue protagonista de un accidente reciente. Iba camino a su trabajo, en la zona 15, cuando sufrió el percance:

“Yo venía en el bulevar Vista Hermosa. El semáforo dio verde y cuando aceleré, un motorista se pasó en rojo, se llevó mi bumper, pero él dio tres vueltas. Llegó la policía y lo primero que me dijeron era que me tenían que llevar a Tribunales. Expliqué que él había tenido la culpa, no me creyeron, quedé bajo custodia provisional mientras esperábamos los resultados médicos del motorista y a que él firmara una hoja donde no me responsabilizara, pero todo el tramite duró medio día.”

En la ciudad circulan a diario 350 mil motocicletas, según Amílcar Montejo, Intendente de la Policía Municipal de Tránsito.

“De 10 mil 300 colisiones en 2017, el 15 por ciento de accidentes están relacionados de manera directa e indirecta con motocicletas. En ocasiones ellos provocan el choque, aunque no resulten afectados”

Pero los motociclistas tienen su propia versión, Oscar Vicente, con 12 años de trabajar como mensajero, señala que hay conductores imprudentes.

“Lamentablemente hay personas en vehículo que no respetan, hasta le pueden echar encima el carro a uno, porque piensan mal, por la delincuencia. En una ocasión yo iba a virar a la derecha y un carro no puso sus intermitentes y me pasó llevando. Yo salí al aire, pero gracias a Dios no me pasó nada. Siempre el motorista lleva las de perder”

En efecto, los más afectados son los motoristas, una gran cantidad de emergencias que se atienden en las áreas rojas del Hospital General San Juan de Dios son a causa de accidentes de tránsito, así lo afirma el doctor, Francisco Lanuza, subjefe del departamento de traumatología y ortopedia de ese hospital

“Durante 2017 en hospital se atendieron a 2 mil 70 pacientes en el área de traumatología. El 69.5 % de las fracturas de tibia, fémur, húmero y tobillo son ocasionadas por accidentes en motocicleta. Son lesiones de alto impacto”

Jorge Gonzales, médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación, se encarga con terapias de brindar calidad de vida a los motociclistas accidentados. Los casos extremos ocurren cuando el conductor no usa casco, su cerebro sufre daños que en ocasiones son irreversibles.

“Las lesiones leves con un trauma de cráneo se recuperan bastante bien con secuelas mínimas, pero en un caso severo, el paciente incluso queda con cuidados de tercera persona y en ocasiones ya no es posible su reinserción social”

Montejo dice que la mayor parte de motocicletas que transitan en la ciudad son vehículos de trabajo. Informó que la municipalidad capitalina, en el reglamento de prestación de servicios prohibió a las empresas de comida rápida establecer tiempo de entrega, con el fin de evitar accidentes.

“Eso de 30 minutos o gratis se acabó”

Pero un repartidor de comida a domicilio, quien para proteger su trabajo, pidió no ser identificado en esta nota dijo que la empresa les exige tiempo de entrega entre 30 y 45 minutos, de lo contrario ellos pagarán el producto.

“Si ya se pasa de una hora o más nos lo cobran, por eso tratamos la manera de ir lo más rápido posible, pero siempre con precaución”

¿Dónde hay más carros?

 

Escuche la nota aquí