En menos de una semana, ConCriterio y su audiencia fueron parte del derrumbe de 3 negocios millonarios que entidades del Estado realizaban con opacidad y aprovechamiento del marco del Estado de Calamidad pública.

El primer evento lo ventiló este medio, el viernes de la semana pasada y apenas el lunes fue publicada la nota “Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) crea bases de negocio millonario a la medida de oferentes”.

El trabajo periodístico mostró que las autoridades modificaron las bases del concurso para beneficiar a dedo a dos empresas que carecían de solvencia tributaria. El negocio era por Q10 millones para la compra de raciones de alimentos para servir a los albergados por la tragedia.

El evento finalmente fue anulado, ayer el ministro Carlos Velásquez dijo a ConCriterio que ordenó subir un nuevo concurso bajo la modalidad de contrato abierto.

-“Buenas tardes Supermercado La Casita”

–Señorita quisiera cotizar la lata de sardina La Sirena de 425 gramos, ¿cuánto cuesta al por mayor? 24 unidades.

– Le sale a Q344.88 –

– Y la unidad en cuánto saldría

– Le sale Q14.37”.

Las revelaciones fueron clave para botar una compra por Q5.6 millones con un sobrecosto de Q1.3 millones. Las autoridades pretendían pagar Q19 por cada lata de sardina cuando, en una tienda de barrio se cotizaba en Q14.37. El ministro de Agricultura, Mario Méndez, aunque defendió hasta el último momento ese contrato, finalmente decidió anularlo.

“Se estaba comprando más caro, sobrevalorado no”

Además dijo: y que me escuchen los guatemaltecos de que esto fue algo que gracias a Dios salió, ustedes me dieron la voz de la alerta, no se había firmado nada y se botó el evento y esto nos sirve de ejemplo para que en un futuro voy a instituir que cuando me lleven el dictamen de una compra que me lleven 5 o 6 referencias de precios para demostrar que se está respetando el dinero del pueblo”

De la misma forma, el portal Ojo con mi Pisto, que revisa los gastos de municiaplidades, reveló como la comuna de Escuintla pretendió construir una cancha deportiva con grama sintética bajo el estado de excepción, pero la Contraloría General de Cuentas corrigió la plana a la comuna.

“Hubo un problema en el departamento de compras, pensaron que como estaban frente del albergue podía incluirlo en el Estado de Calamidad”

“Lo que se corrigió fue la forma de adquisición de la cancha que debe hacerse con los procedimientos normales que establece la ley”

El procurador de los Derechos Humanos ayer, durante su intervención, fue crítico en la forma en la que la gestión pública opera en la crisis

“Si esto lo hubieran hecho con transparencia, las afectados no serían las víctima, porque El Estado no es una escuela para aprender”