Una nueva alarma se enciende en la red de salud del país. Mientras las instituciones públicas batallan por combatir el Covid-19, las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), un brazo de la sanidad en áreas esenciales, alzan su bandera auxilio: el presupuesto asignado para atender a sus pacientes o no llega o llega incompleto, lo cual los pone en aprietos.

Alicia Chang, pediatra infectóloga de la Unidad Nacional de Oncología Pediátrica (UNOP), escribió el fin de semana en su cuenta tuiter: “tuvimos despidos masivos y no tenemos fondos para atender a niños con cáncer”.

La UNOP cuenta con un presupuesto anual de Q50 millones y aunque a la fecha se tendría que haber transferido el 50%, solo han llegado Q13.9 millones. La entidad recibe donaciones de la Fundación Ayúdame a Vivir (Ayuvi), no obstante por la crisis esta tampoco ha podido destinar los fondos. Chang describe la complicación:

“Si normalmente atendemos 50 niños al mes, ahora solo se podrán tratar 18; entonces se cortó a unas 100 personas y se cerró la sede de Xela y la de cuidados paliativos en carretera a El Salvador”

Baja recaudación

El convenio con UNOP se firmó hasta marzo de este año y eso retrasó la transferencia de los fondos desde el ministerio de Salud, explica Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas, pero hay algo más:

El problema radica en que la recaudación ha caído en 10% y eso quiere decir que nosotros tenemos que ajustar todos los rubros presupuestarios financiados con ingresos tributarios en 10%. El ministerio de Salud tiene que ajustar su presupuesto a las bajas que estamos teniendo en la recaudación, pero hay dos temas: muchas de las ONG no firman su convenio en enero y hasta que se firma se puede empezar a dar y otros que tienen su nombramiento de representante legal vencido.

González Ricci señala que se busca un mecanismo de financiamiento para que la UNOP puede tener los fondos.

Pero esa institución no es la única: el Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) tiene una asignación de Q33 millones para atención y compra de equipo y a la fecha ha recibido Q6.6 millones lo que equivale al 18%, ConCriterio intentó hablar con Vicky de Falla, presidenta de la institución, pero no respondió.

La Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico (UNAERC) también enfrenta dificultad presupuestaria: presenta un déficit de 37.5%.

Nicté García, directora de comunicación de UNAERC: al pincipio se nos indicó que recibiríamos el 20%  equivalente a Q40 millones que ya se recibieron en abril. El 80% restante se iba a realizar en 8 pagos mensuales de Q20 millones. Sin embargo, en mayo solo se recibieron Q10 millones y para junio ya deberíamos de contar con Q80 millones.

La UNAERC tiene inscritos hasta mayo 5 mil 750 pacientes, 679 acuden a diario. La institución no puede suspender servicios y ante la situación, dice García, han debido adquirir una deuda de Q60 millones.

No sabe… la mayoría de las personas no sabe lo que implica atender un paciente: colocación de catéter, pístulas, kit de hemodiálisis, alimentación, psicología, nutrición.

El Ministro de Finanzas dice que el ministerio de Salud deberá hacer las asignaciones conforme lo permita la recaudación y en el caso de quienes firmaron convenio recientemente:

Lo que se hace es lo que no se dio en enero, febrero y marzo, se distribuye durante el año, no es que en junio se de la mitad.

El ministerio de Salud destina de su presupuesto Q550 millones para 37 ONG que apoyan en la prestación de servicios, a la fecha se han pagado Q126.3 millones.