El Ministerio Público estima que cada año las pandilleros del Barrio 18 y Maras Salvatrucha obtienen ingresos de incluso Q20 millones producto de extorsiones, dinero que utilizan para la compra de drogas y armas de fuego, pero también para la compra de servidores públicos, que se convierten en sus proveedores y cómplices.

Ayer fue capturado Edner Cortéz Castillo un agente del Sistema Penitenciario acusado de proveer de armas de fuego al Barrio 18. La acusación señala que la última venta que hizo fue de 6 fusiles por Q84 mil.

Pero los pandilleros van más allá, han llegado a reclutar soldados del Ejército para entrenamiento de sus sicarios. Selvin Escobar Jolón es acusado de ser uno de ellos, el fiscal Edgar Morales de la Fiscalía Contra las Extrosiones:

Las personas que se han visto involucradas que pertenecen al Barrio 18 están en un rango bajo dentro del Ejército, como el caso de un soldado que estaba enseñándoles a disparar a los sicarios.

Luis Ángel Sierra un soldado de 19 años asignado a la brigada Mariscal Zavala fue detenido junto con otros miembros del barrio 18 en mayo de 2017 y las autoridades lo señalan como facilitador de armamento a la pandilla.

Pero esa estructura criminal no es la única que ha involucrado a los elementos castrenses en sus actividades ilícitas:

“El caso de la Mara Salvatruchas (MS), sí había un involucramiento en cuanto a lavar el dinero es el caso del Coronel y él era testaferro de la MS”

Este último es el caso del Coronel del Ejército Ariel Salvador, quién de acuerdo con las investigaciones lavó a la MS Q14 millones a través de empresas de cartón, el fiscal Morales, agregó: “Él mismo lo manifestó que tiene una exportadora de limones, recibía el dinero de las extorsiones y lo metía a sus empresas y luego compraba vehículos

Las investigaciones, dice Morales, han determinado que como se han formado las alianzas entre los cuerpos de seguridad y las estructuras criminales

“En el caso de la MS es la estructura la que se acerca a ellos, y en caso de la 18 ellos casi siempre tienen una vinculación familiar dentro del Ejército”.

El Coronel, Oscar Pérez, vocero del Ministerio de la Defensa, se limita a decir que son temas judiciales, sin embargo dijo: Usted me menciona un nombre pero el ejército tiene más de 25 mil soldados, entonces si estás 5 manzanas podridas estaban haciendo algo fuera de la ley, la institución no los va a tolerar.

Además señaló que el Ejército actúa solo por faltas administrativas y disciplinarias, y mientras no se dé la baja al elemento: como cualquier persona, vinculado al Ejército recibiendo un sueldo.