El acuerdo con los Estados Unidos de convertir a Guatemala en refugio para migrantes incluye la promesa de otorgar a los ciudadanos de este país visas temporales de trabajo en la Unión Americana, por lo que ayer el gobierno suscribió un compromiso para facilitar a guatemaltecos movilizarse a EE. UU con fines de trabajo.

La Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado de los Estados Unidos, registra que desde 2017 a la fecha ese país ha emitido 9 mil 128 visas -H2A- de trabajo a guatemaltecos. El año en que más documentos se otorgaron fue en 2018, con 3 mil 849; y en 2017 sumaron 3 mil 188.

En los tres años Guatemala aventajó a los dos países cuyos migrantes recibiremos: Honduras obtuvo entre 2017 a 2019, 775 visas de trabajo; El Salvador, 433.

No existen controles

Walter Batres, presidente de la Red Migrante Guatemalteca con sede en Los Ángeles California, cree que este tipo de proyectos pueden ser de mucho beneficio para los connacionales, sin embargo, señala que existe falta de regulación, lo que se presta para abusos:

“El problema con las visas de trabajadores temporales, es que el país no ha trabajado de forma correcta. En EE. UU hay tres fuerzas grandes de trabajadores temporales: campo, construcción y servicios; siempre se requieren más de 30 mil personas en estas áreas y este año es de 60 mil y Guatemala ha perdido porque se lo deja a contratistas que abusan porque solicitan US$1,500 para meterlos en la lista. Y luego los trabajadores se desaparecen y comprometen su nombre y al empresario”.

México y Canadá otros destinos

En 2016, de acuerdo con un informe del departamento de Movilidad Laboral presentado por Griselda González, exviceministra de Empleo del Ministerio de Trabajo: 14 mil trabajadores migrantes salieron del país con visas laborales, los destinos: México (9 mil 697), Canadá (5 mil 156) y Estados Unidos (5 mil).

Daniel Montenegro está por cumplir 50 años. Hace un mes dejó su trabajo como piloto en la ciudad de Guatemala, la razón: encontró una oportunidad laboral en Canadá.

 “Mi hijo tiene 4 años de estar viajando a Canadá y con el patrón que trabaja le pidió una persona y él le comentó que yo estaba en la disponibilidad y la solicitud llegó a Guatemala por medio de él”

Los requisitos para optar al empleo en el extranjero comentan que son similares a los de cualquier trabajo: no poseer antecedentes penales, no tener deudas económicas pendientes. El trabajo que realiza es en una planta lechera, en donde tiene a su cargo ordeñar a las vacas mediante procesos tecnificados.

A mí me dijeron que era un contrato para 9 a 10 meses y se puede renovar si al empleador le gusta cómo se desempeñó uno. Pero he escuchado que hay contratos de hasta dos años.

El proceso del reclutamiento y documentación en su caso fue casi expedito comenta:

 “En mi caso como fue a petición de acá de Canadá, fue como dos meses que tardó el proceso, porque el señor hizo la solicitud que necesitaba un trabajador con urgencia”.

La motivación más importante de Montenegro para dejar el país era el salario: en el extranjero gana 14 dólares por hora.

“Lo que yo ganaba en Guatemala en un mes, aquí lo estoy ganando en una semana”.

El acuerdo suscrito entre Guatemala y Estados Unidos, según el comunicado del gobierno, permitirá contar con herramientas para denunciar e investigar infracciones al programa de visas H.2A.