Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) salió al paso a precisar información falsa que circuló en redes sociales durante el fin de semana sobre la acusación contra el exministro de Gobernación, Carlos Vielmann, acusado junto a otros antiguos jefes de Policía Nacional Civil (PNC) de cometer ejecuciones extrajudiciales y tortura contra prisioneros.

La desinformación circuló en medios sociales y noticiosos a partir de declaraciones del exministro Vielmann durante su audiencia de primera declaración. El antiguo jefe de la Cartera de Seguridad reprochó que la CICIG y el Ministerio Público recurran a convictos como testigos de cargo:

No respeta el derecho de defensa, luego lo dejan a uno secuestrado. Y si quiere salir libre se tiene que volver colaborador eficaz; hay asesinos que cortaron dedos y cortaron orejas  que están libres, tienen a delincuentes como Los Pasaco y Agosto Negro de testigos.

El reclamo de Carlos Vielmann desató especulaciones de inmediato. Entre estas la afirmación que sugiere  que procesados por secuestro y asesinato gocen del beneficio de redención de penas o libertad a cambio de presentar su tesmimonio. Matías Ponce, portavoz de CICIG, negó esas afirmaciones:

Hay una diferencia en las imputaciones de ejecuciones extrajudiciales anteriores celebradas en Guatemala y España de las personas imputadas en la actualidad, a la vez en el presente caso no existen colaboradores eficaces y no han sido otorgados beneficios a convictos.

El vocero añadió además que  solo cuatro, de un conjunto de al menos 50 testigos son convictos.

“Hay ciudadanos que fueron testigos de los hechos y otros funcionarios que tuvieron conocimiento por el cargo que desempeñaban, como elementos de la Policía”.

Sumado a ello, la CICIG amplió que el caso no solo se presenta con testigos, sino además prueba científica y documentos.

A la voz de Carlos Vielmann se unieron la de prominentes empresarios cuyas voces amplificaron la información inexacta y equivocada.

Incluso el propio expresidente Óscar Berger reclamó que CICIG se ocupe de estos procesos: “Yo creo que todas las instituciones y algunos que hemos tenido nuestras luces y sombras, pero, a veces extraña que viviendo una realidad de inseguridad en  Guatemala y el engaño a los pobres, ahí deberían de colaborar enormemente”.

En este proceso enfrentan además acusación Stú Velasco, exsubdirector del Policía, y Kamilo Rivera, exviceministro de Gobernación hasta hace dos semanas, quien renunció ante su inminente captura y es hasta ahora un prófugo de las justicia.