Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Champerico es un municipio costero de Retalhuleu, ubicado a 147 kilómetros de la capital. La semana pasada cobro relevancia por el anuncio del cierre de una empresa camaronera que provee de 1 mil 100 empleos a los vecinos del lugar. La razón: la industria está acosada por extorsionistas.

Pero Champerico ha estado sumido desde hace 10 años en la delincuencia señalan los vecinos, así lo dijo un trabajador hotelero del lugar, quien pidió omitir su nombre:

. “Esto ya viene pasando desde hace  años, lo que pasa que ahora explotó porque ya llegó a la empresa más grande que hay en Champerico, esto se viene dando desde hace mucho tiempo, hay mucha gente que está pagando extorsión”.

En el año 2016 el diario Prensa Libre reportó el cierre de 15 pequeños negocios del lugar, la razón fue la misma: hostigamiento de los delincuentes.

Pedro Cabera, integrante uno de los Consejos Comunitarios de Desarrollo del municipio, cuenta el llamado a la puerta de los extorsionadores se ha vuelto más frecuente  y es a toda escala:

Aquí ha habido amenazas en estos días, a una hermana que va a la iglesia la estaban extorsionando, la amenazaron que si no entregaba Q15 le mataban a uno de sus hijos.

Pesca y agricultura el sustento

El municipio cuenta con una población de 35 mil habitantes, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 72 % de las personas se dedican a la pesca y la agricultura de productos como maíz, caña y ajonjolí. Fuentes de empleo que están amenazados constantemente por dos enemigos: los delincuentes y el cambio en climático.

Para los pescadores se suma un inconveniente más: la construcción de una dársena –resguardo artificial de un puerto, que sirve para fondear las embarcaciones y como muelle para su carga y descarga-

Flor María Flores, de 46 años, es miembro de la Asociación de Mujeres Artesanales y comercializadoras de sardinas de Champerico.

Afectó bastante porque antes teníamos el muelle y era más fácil para la pesca, pero ahora se corre riesgo, porque cuando está fuerte la marea y va a reventar en las rocas que pusieron ahí, han dado vuelta las lanchas y por eso hay pérdidas.

Nova Guatemala es una empresa Camaronera que opera en Champerico, la empresa está bajo a la amenaza de extorsionistas y anunció el cierre de operaciones.

La pescadora exterioriza sus temores con el cierre de la compañía: “Pone en riesgo  la vida de muchas personas y puede subir más la delincuencia, porque no va a tener de dónde comer”.

Un extrabajador de la empresa, quien declinó de que su nombre se mencionara en esta nota, tiene una teoría de ataque de los delincuentes a la camaronera:

Eso radicó por meter gente que no conocían, que obtuvieron información logística de cómo se maneja la empresa. El extrabajador sospecha además que se puede deber a problemas que el dueño de la corporación tuvo con algunos empleados que fueron despedidos.

Michael Corser, gerente general de Nova Guatemala, se limitó a decir que el tema está en manos de las autoridades y que el este lunes sus trabajadores retoman las actividades en la empresa de camarones.

De acuerdo con un informe de la organización Dialogos, dedicada a generación de estudios de investigación; durante 2017, la tasa nacional de extorsiones fue de 43 por cien mil habitantes.

En aquel año Retalhuleu y sus municipios no formaban parte de las estadísticas ser una región amenazada por las extorsiones.

Y entre los municipios con mayores reportes eran Coatepeque, Quetzaltenango, Totonicapán, Mazatenango, Cobán, y Santa Cruz del Quiché. Seguidos de Pajapita, Ostuncalco, Chimaltenango, y Guatemala.