Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Carlos Raúl Morales, el vicepresidenciable que acompaña a Sandra Torres en el binomio propuesto por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), en entrevista ConCriterio radio este martes no descartó que, de llegar al poder, su gobierno instale un nuevo modelo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), cuyo actual mandato vence el 3 de septiembre:

Lo que nosotros estamos planteando es someter a consulta popular -que el pueblo decida- si está de acuerdo con que se continúe con el apoyo de la comunidad internacional en el fortalecimiento de la justicia. Y es que es un mandato directo al Congreso, la voluntad expresada en una Consulta Popular.

Pero su propio partido, que será una de las bancadas mayoritarias en el Congreso de la República con al menos 53 diputados, y que ahora tiene 28 diputados no tomó de la mejor manera la propuesta del candidato a la vicepresidencia.

No consultó a la bancada

Mario Tarecena, diputado reelecto para la novena legislatura, envió un mensaje a su vicepresidenciable:

La primera regla para mantener unida a una bancada de 53 diputados es consultar la opinión a la bancada y no tirarse antes de tiempo sin haber consultado. Ese tema se va a tener que hablar de nuevo con los nuevos diputados.

Taracena expresa que el bloque de la UNE sí apoyará la lucha contra la corrupción; sin embargo, sobre la propuesta de crear una nueva CICIG contesta así:

Habría ver cuál es la propuesta, si tiene mecanismos de pesos y contrapesos, de fiscalización.

El legislador incluso no puede asegurar que si el Ejecutivo envía al Congreso una propuesta para la creación una nueva misión internacional contra la corrupción está tenga todos los votos de la bancada:

Primero tenemos que esperar que se asiente el Congreso, ver cómo va a quedar conformada la Directiva, hay que ver cuál va a ser grupo dominante -el voto dice que va a estar en manos de la UNE- pero a veces esas cosas no salen igual porque se hacen componendas y arreglos con otros partidos y se pueden venir en contra nuestra. Pero si se respeta el voto, la UNE debería dirigir el Congreso.

ConCriterio buscó comunicación con la dirigencia de los partidos Vamos y UCN para saber si apoyarían la creación de una nueva CICIG, sin embargo, no respondieron las llamadas telefónicas. Estas agrupaciones serían las otras dos fuerzas en el Congreso, con entre 16 y 12 diputados. 

Agenda Contra la Corrupción

Samuel Pérez, diputado electo del partido Semilla, agrupación que colocó a 7 congresistas, expresó que “les parece interesante” la propuesta de la UNE, sin embargo, temen que solo sea un ofrecimiento de campaña.

No obstante, comentó que su bloque en la medida de lo posible promoverá el regreso de una misión anticorrupción. Además de impulsar una agenda:

 Rescatar el Estado, Servicio Civil, reformas a la Ley Electoral, Ley de Compras y Contrataciones, servicios electrónicos y procedimientos administrativos, un Sistema Nacional Anticorrupción. Ese va a hacer nuestra brújula.

Una de las variables que más incide en que no haya corrupción es que se tenga un servicio civil profesional, meritocrático, porque ahorita el sistema político solo favorece la opacidad y corrupción.

El congresista electo dijo que creen que sus propuestas coinciden con los de otros bloques y no descartó consensos; sin embargo señaló que los detalles harán la diferencia.

 “Así como lo hicieron en la legislatura pasada: como un gato pardo, meten una ley, pero favorece en detalles a un partido político. Entonces lo importante será ponerles atención a estos temas”.

El diputado Taracena, en tanto comentó que en el segundo periodo de sesiones de la actual legislatura, la UNE impulsará las reformas a la ley del servicio civil, para evitarle “el clientelismo que se genera a través de las plazas laborales” al nuevo gobierno.