La infraestructura del país se cae a pedazos: ETA e IOTA han sobrepasado los niveles de lluvia, lo cual provoca crecidas de ríos, que con su fuerza arrancan puentes, dañan carreteras y cierran rutas.

Con ETA, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) documentó:

-Publicidad-

-Publicidad-
  • 14 carreteras y 21 puentes destruidos.

Las 24 horas de lluvias bajo IOTA no provocan daños menores, el Ministerio de Comunicaciones reporta:

  • 11 puentes afectados en Izabal, Zacapa y Chiquimula
  • 6 derrumbes, la mayoría en Alta Verapaz
  • 4 inundaciones, todas en Zacapa
  • 6 desbordamientos de ríos en Zacapa, Chiquimula y Alta Verapaz

La frontera El Florido fue cerrada por la crecida del rio Jupilingo y daños en el puente del mismo nombre.

Las fotografías mostraron las filas interminables de vehículos, muchos de ellos con carga de mercancías, varados entre el río y la frontera y esto ha provocado retrasos en el traslado de productos.

Eddy Durán, presidente de la Coordinadora Nacional de Transporte:

“Tenemos la CA9 Norte totalmente colapsada, tuvimos un retraso de 5 días con ETA y ahora con IOTA no sabemos cómo nos va a ir. Los tiempos de llegada los destinos se están alargando; en la CA9 Norte se fue el puente de Jones y Santiago y eso nos produjo una distancia bastante larga y no pudimos cargar exportaciones e importaciones de materia prima en 5 días y en Alta Verapaz, también y seguimos sin acceso a muchos lugares, pero la protagonista del desastre fue la CA9 Norte”. 

En efecto el ministerio de Comunicaciones reporta en esa zona los mayores daños en la infraestructura vial: hasta ayer a las 15 hrs. comunicó que varias vías fueron cerradas:

  • En la ruta CA9 Norte, donde se encuentran los puentes Jones y Santiago
  • En la ruta CA-10 entre Zacapa y Chiquimula el paso por la aldea Santa Rosalía por desborde del Río Grande.
  • El kilómetro 147 en el Puente Blanco, también por crecida del río.
  • Además, el kilómetro 255 en la aldea Soltec, Chisec, Cobán.

Los cierres en las vías empiezan a tener impacto en la cadena comercial. En el caso de los trasportistas Durán, expresa:

Si no caminamos un kilómetro no ganamos, nuestros costos fijos se dispararon porque no podemos cobrar y sostener esta situación es complicada, más el mantenimiento preventivo que va a venir después.

José Santiago Molina, presidente de la Junta Directiva de Grepalma, que reúne a empresarios productores de aceite de palma cuenta que también han tenido dificultad en la vía marítima:

Nos avisaron que en Santo Tomás de Castilla no dejaron atracar algunos barcos que son programados para llevarse el aceite crudo de palma que trasladan a Europa unas 10 mil toneladas cada una o hasta 25 mil, entonces todo esto atrasa el proceso, pero es entendible ya que es un fenómeno natural.

 

Estos empresarios reportan con IOTA afectación en 8 mil hectáreas de plantaciones de palma africana. Y con ETA fueron 9 mil, no obstante, con IOTA han percibido más lluvia en menor tiempo, cuenta Molina.

Según nos reportan en las primeras 24 hrs. que va de lluvia en Izabal es que ha llovido más de lo que llovió con ETA.

Por estos fenómenos hay atraso en el procesamiento de 10 mil toneladas de la fruta para producción de aceite.

El presupuesto 2021 aprobado el martes los diputados establecieron una readecuación presupuestaria por Q50 millones para apoyar a la agricultura en la reconstrucción de daños causados por ETA e IOTA.

En infraestructura se aprobaron Q500 millones para atender los daños causados por ETA. Otros Q500 quedan disponibles para incrementar a discreción del Ministerio de Finanzas para atender los efectos de este fenómeno -ETA- quedan excluidos el Ministerio de Educación y Salud.