Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Rubelio Recinos por 16 años alcalde de  Barberena, Santa Rosa, y contratista del Estado, ha vuelto la política un negocio familiar. Recinos exintengrante del desaparecido Partido Patriota, se ha integrado junto con toda su familia al partido Unionista, de Álvaro Arzú Escobar.

En 2015 el exalcalde quedó fuera del proceso electoral al no contar con finiquito por una denuncia en su contra por el abandono de la construcción de una obra. Sin embargo, su partido ganó la corporación municipal aquel año; el cargo de alcalde que le correspondía  lo asumiría el Concejal Primero, pero Recinos se resistía a dejar la silla edil y mediante un amparo retrasó la toma de posesión de la alcaldía, así se pronunciaba ante el Concejo electo:

Si la ley dice que  ustedes son los concejales yo lo voy a respetar, la política para mí ya se terminó,  si la ley dice que fui inscrito y que voy a ser el alcalde lo voy a respetar y si no es así también lo acataré.

Con la actual candidatura Recinos quiere completar los 20 años frente a la gestión municipal, pero su regreso a la política no lo hace solo, detrás de él vienen todos sus familiares:

Aracely de Recinos su esposa, también quiere volver al Congreso de la República, actualmente ella es parte de la bancada MR, pero ha sido postulada por el partido Unionista, en la casilla uno de  ese departamento.

En 2015, de Recinos protagonizó confrontaciones cuando llegó a Santa Rosa para fiscalizar la entrega de alimentos, que aunque eran entregas gubernamentales, se adjudicó:

“Si un grano de frijol vengo a dar vengo a fiscalizar, si un grano de maíz vengo a dar; y ese es mi trabajo y esa si es mi propaganda…”

María de los Ángeles Recinos, hija del exalcalde también fue inscrita una casilla después que su mamá, ella ocupa el puesto  dos por el listado de diputados por ese distrito.

Mientras que, María José, otra de las hijas del matrimonio Recinos, ocupa la casilla tres por el listado de diputados al Parlamento Centroamericano. El esposo de esta última también es candidato a alcalde de Santa Cruz Naranjo, Santa Rosa, por el partido de Arzú Escobar.

Carlos Bezares, politólogo, considera que la inclusión de planillas familiares en los partidos políticos solo demuestra la poca democracia interna de las organizaciones. Además, cree esto se  convierte en un serio problema de conflicto de interés si las familias llegan a ganar los cargos públicos para los que son postulados:

“Hay conflicto de interés porque el diputado que se supone fiscalizaría la gestión de sus municipios, no lo va hacer porque no va a denunciar a su propio familiar. El Código procesal penal por eso contiene la prohibición de que uno no está obligado a declarar contra los parientes en grado de ley, entonces estoy casi obligado a favorecerlo”.

En el actual proceso electoral este no es un caso aislado, otros grupos familiares han sido inscritos como candidatos a cargos de elección popular, como el caso del diputado Juan Ramón Lau, con su esposa y hermano; los hermanos Arzú o la diputada Delia Bac y sus hijos, entre otros.