Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Ayer, bajo la lluvia y en horas de la tarde fue inhumado el cuerpo de Juana Raymundo, la enfermera de 25 años, defensora de derechos humanos e integrante del Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) y afiliada activa  del partido en formación Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP) asesinada el viernes último en Nebaj, Quiché.

La activista en derechos humanos fue inhumada en el cementerio local de Nebaj, Quché

La joven en horas de la tarde-noche del viernes hizo la última llamada telefónica a sus padres para avisar que no llegaría a casa ese día, esa fue la despedida. El teléfono desapareció, su cuerpo fue hallado con señales de tortura en la aldea Bijolom 1, Nebaj, Quiché. El caso está bajo investigación del Ministerio Público.

A sus 25 años había activado CODECA y ahora lo hacía desde el comité proformación de partido. Estaba motivada en apoyar la parte de formación ciudadana juvenil en la organización, comenta Thelma Cabrera, dirigente de la organización:

Juana se integró a Codeca en área juvenil donde se convierte en parte del proceso de formación hacía la juventud en la región de Quiché.

Se realizaron las asambleas municipales y departamentales y tuvo el derecho a integrarse sin ningún temor, admiramos esa valentía de Juana. 664.902 Ella estaba en trabajo con jóvenes, su inspiración era preparar a muchas  Juanas.

Juana vivía con sus papás en Nebaj, Quiché, estaba soltera y no tenía hijos. En el movimiento la consideraban una mujer alegre y fuerte y así será recordada

Creemos que ella no está muerta, ella resucita, se equivocaron los asesinos ya que ella se siembra en el corazón de la madre tierra y dará muchos frutos.

De mayo a la fecha la CODECA reporta el asesinato de 6 de sus dirigentes. Ante estos hechos distintas organizaciones sociales y políticas condenaron este y todos los asesinatos contra activistas de derechos humanos, también lo hizo a través de un comunicado la embajada de los Estados Unidos, además de exhortar a las autoridades para que investiguen hasta el fondo para identificar a los responsables.